www.aplausos.es

FERIA DE LA VENDIMIA

Enrique Ponce, meritoria oreja en la matinal de Nimes

El palco priva a Paco Ureña de tocar pelo en su primero; destellos de Pablo Aguado ante una corrida baja de raza de Victoriano del Río

domingo 15 de septiembre de 2019, 12:02h

Fotos: ISABELLE DUPIN

El público obligó a saludar a Enrique Ponce tras romperse el paseíllo. El valenciano compartió la ovación con sus companeros de cartel.

El primero de la mañana fue un toro bien presentado, noble, que tomó bien el capote de Enrique Ponce en las verónicas del recibo. Empujó al primer encuentro con los riñones en un puyazo corto. Y de nuevo empujó en el segundo. Tres derechazos suaves de Ponce en la apertura de la faena ante un toro flojo y sin la mínima transmisión. No hubo faena redonda, solo pequeños detalles.

El cuarto hizo cosas de corraleado de salida. Lo paró un banderillero. No quiso ver los capotes pero empujó en bravo en el burladero de los toreros. Ponce lo metió poco a poco en su muleta por naturales, sin obligarlo. Por derechazos también, con un cierto peligro. El toro rompió tras una inteligente faena, de menos a más, del valenciano. Mató de estocada entera y caída de largo efecto. Paseó una oreja.

Con gusto fue el saludo por verónicas de Paco Ureña al segundo. El toro empujó fuerte en el caballo. Noble y con movilidad, tuvo pocas fuerzas y transmisión. Lo cuidó el murciano sobre los dos pitones, sacando algunos muletazos muy buenos, particularmente con la zurda. El toro se apagó pero siguió por ese pitón Ureña, sacando muletazos largos y templados. Mató de estocada entera. Dio una vuelta al ruedo tras petición.

El quinto salió abanto. Bien cogido por el picador de puerta y bien picado. El toro tuvo fondo de nobleza, aunque sin clase. Trasteo serio, puro y estético de Paco Ureña, que lo intentó sobre cada pitón sin apretar a la res. El toro no transmitió nada. Mató de estocada entera y caída.

El tercero fue devuelto a los corrales. El sobrero fue un toro muy bien presentado. El de Victoriano del Río cabeceó en los primeros derechazos. El toro tuvo nobleza pero hubo que esperar a la cuarta tanda de derechazos para ver una buena serie. El toro no sirvió. Acortó su trasteo el sevillano.

El sexto saltó al ruedo con un tranco más aparente. Buen recibo de Pablo Aguado a la verónica. Mal picado. Bueno el inicio de faena por doblones con cambio de mano y un pase de pecho. Una serie de derechazos suaves hicieron sonar la música ante la nobleza del toro. Hubo naturales buenos pero el toro fue a menos sobre ese pitón. Manejó con desacierto el acero y fue aplaudido.

Nimes (Francia). Domingo 15 de septiembre de 2019. Feria de La Vendimia. Corrida matinal. Toros de Victoriano del Río (3º bis), bien presentados y bajos de raza en líneas generales. Enrique Ponce, silencio y oreja tras aviso; Paco Ureña, vuelta al ruedo tras petición y ovación con saludos tras aviso; Pablo Aguado, silencio tras aviso y palmas tras aviso. Entrada: Más de media plaza.