www.aplausos.es

FERIA DE LA VENDIMIA

Fuente Ymbro y Juan Leal, los últimos triunfadores de Nimes

Tres orejas para el francés y buena corrida de Ricardo Gallardo en el cierre del ciclo, en el que también tocó pelo Ginés Marín

domingo 15 de septiembre de 2019, 20:08h

Fotos: ISABELLE DUPIN

Abrió plaza un buen toro de Fuente Ymbro, con el que López Simón ejecutó un trasteo técnico y un tanto frío. El madrileño alternó las series por los dos pitones, aprovechando la boyante repetición del astado. Tras un final encimista y una serie de bernadinas arriesgadas, mató de dos pinchazos y una entera, saludando una ovación.

López Simón recibió al cuarto de forma variada: a pies juntos, con la pierna flexionada, verónicas con el compás abierto, revolera... Por doblones hacia el centro abrió el trasteo. Otro buen toro de Fuente Ymbro, con nobleza y tranco sobre el pitón izquierdo. Bien anduvo el madrileño por ese lado en cuatro tandas. Construyó toda la faena por ahí sin mucho eco. Dejó una estocada corta que asomó en el primer viaje, y una casi entera en el segundo. El toro fue aplaudido y el torero, silenciado.

Juan Leal inició su trasteo al segundo con un pase cambiado con la mano izquierda y tres naturales de hinojos aplaudidos en el mismo centro del ruedo. Al toro, de buena condición, le faltó un punto de fuerza y transmisión para ser de nota más alta. Bien Leal sobre los dos pitones en una faena variada. Conquistó la plaza acabando su labor con derechazos de rodillas y un desplante a cuerpo limpio. Mató de estocada entera caída y paseó las dos orejas. El fuenteymbro fue aplaudido.

Leal saludó al quinto con cinco verónicas y fue prendido al instrumentar una chicuelina, saliendo del trance cojeando de la pierna izquierda. Tras brindar a un edil de Arles, inició su faena de muleta con los pies atornillados a la arena. Dio seis buenos derechazos, relajada la planta. El toro derrochó nobleza. Hubo otra buena serie diestra, con pases largos y poderosos. El animal fue apagándose poco a poco; y el toreo encimista de Leal, metido entre los pitones del fuenteymbro, calentó al personal. Mató de pinchazo y entera y logró la oreja que le aseguró la Puerta de los Cónsules. El toro fue aplaudido.

El tercero mostró buen tranco de salida y resultó noble. Ginés Marín instrumentó ante él una faena de buen gusto sobre los dos pitones, pero mejor por el pitón izquierdo. Un natural y otro de pecho fueron a cámara lenta. El artístico final con ayudados por alto y por bajo precedieron a una estocada entera traserita. Oreja.

El sexto, abanto de salida, se partió la punta del pitón izquierdo entrando al caballo. Asomó el pañuelo verde y ante la tardanza del animal a la hora de abandonar el ruedo hubo de entrarle a matar el propio Ginés Marín. El banderillero Manuel Izquierdo resultó herido cuando se disponía a apuntillar al morlaco. Pasó a la enfermería el torero de plata y saltó el sobrero, del hierro titular. Fue otro buen toro de Fuente Ymbro -aunque le faltó un punto mayor de transmisión- con el que Marín ejecutó un buen trasteo de muleta. Sin embargo, no terminó de conectar con los tendidos. Mató de pinchazo y entera y fue silenciado.

Nimes (Francia), domingo 15 de septiembre de 2019. Feria de la Vendimia. Toros de Fuente Ymbro. El sexto, devuelto tras partirse un pitón contra el caballo de picar, fue reemplazado por un sobrero del hierro titular. Corrida de buen e interesante juego, con nobleza. López Simón, ovación con saludos tras dos avisos y silencio; Juan Leal, dos orejas y oreja; y Ginés Marín, oreja tras aviso y silencio. Entrada: Casi media. Saludaron Yelco Álvarez y Jesús Arruga -en el primero-, Manuel de los Reyes -en el segundo-, Vicente Fernández -en el cuarto- y los banderilleros de Marín en el sexto. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Pierre Bats, ganadero del sudoeste francés fallecido hace unos días.