www.aplausos.es

Benlloch en Las Provincias

Algemesí, el milagro taurino de cada año
Ampliar
(Foto: Mateo)

Algemesí, el milagro taurino de cada año

En la capital de la Ribera Alta las peñas carafaleras organizan una feria de nueve novilladas de máxima solera

Una vez honrada la Virgen de la Salud, cuando septiembre da las últimas bocanadas, en la plaza mayor de Algemesí se levantan cada año los carafals cual milagro bíblico de la arquitectura rural. Madera, clavo y cuerda como homenaje a los materiales más autóctonos. Y no hay diseño que la mejore. Cuatro mil personas codo con codo le pondrán durante nueve días seguidos color y calor a la vida. No fallan, son nueve días, nueve, así rezan los carteles, el metraje ferial al que no se atreve ningún profesional del sector. En realidad es la fuerza de una tradición más que secular. A las cinco y media en punto las bancadas del peculiar palenque se atiborran de jóvenes, desde los diez años hasta… hasta los que Dios quiera, en Algemesí esta semana todos son jóvenes, es entonces cuando suenan las trompetas anunciadoras, el Pan y Toros, los aplausos generosos -que nadie busque acritud- y arranca la fiesta.

Se trata de la Setmana Taurina de más categoría de España, el ejemplo a partir del cual nacieron otras muchas sin que ninguna llegase a alcanzar tal grado de participación popular, ni su solera taurina, ni su altruismo, aquí el que torea cobra -en el mejor de los sentidos- ni mucho menos su permanencia en el tiempo y los triunfadores pueden lucir palmito de ídem por toda España y sumarse a una lista que encabezaron desde siempre los mejores.

Doce novilleros con picadores, ocho sin picadores, cuatro rejoneadores y nueve ganaderías diferentes que representan prácticamente la totalidad de los encastes actuales: saltillos que son la novedad y asumen el papel torista que el año anterior correspondió a Victorino; los cebadas que mezclan sangre núñez y domecq; hay representantes de los casi desaparecidos coquillas; atanasios del Puerto de San Lorenzo; habrá domecq en versiones muy diferentes como las de Victoriano del Río, Talavante -que trae el atractivo de su criador- y los del paisano Daniel Ramos que a buen seguro apostará fuerte por mejorar la nota que sacó en su debut ganadero de Valencia.

Según Jorge Galbis, componente de la comisión taurina, la feria ha tenido una excelente acogida con tres festejos cuya demanda de entradas destaca sobre todos los otros. El que tiene más reservas es el de la tarde de El Niño de las Monjas, que ha entrado en lugar de Borja Collado, que decidió retirarse de la profesión, y alternará con Fernando Plaza. En segundo lugar del ranking de expectación figura la novillada que han denominado de la cultura en la que actúan mano a mano dos valencianos, Miguelito y Polope, y el tercer puesto lo ocupa el festejo inaugural con los novillos de Saltillo.

En una época en la que tanto escasean este tipo de festejos el milagro tiene cifras concretas según el propio Galbis que acrecientan el mérito. “Con dieciocho mil euros menos para los festejos taurinos que el año pasado -los presupuestos se hacen sobre la recaudación de una subasta entre las peñas- hemos logrado programar una feria con el mismo número de espectáculos y rango que la anterior, pagando a todos los que torean según la ley”.

Y como todos los años los precios de las localidades, en otra singularidad de la Setmana de Algemesí, se establecen en función de la demanda y del día, es lo que denominan preus a peu d’escala, quiere decir que a la hora de comenzar se puede hasta negociar con los peñistas. Es otro encanto de la tierra.

Exposiciones

Este año se han programado varias actividades culturales que giran alrededor de tres exposiciones. “Santiago López, 50 años de pasión taurina”; “Manolo Cortés, 75 años de una tragedia”; y “Gente por la Fiesta”, de Dani Girbés, que fueron inauguradas el jueves en la Sala de Exposiciones Municipal. El acto contó con la presencia de Toni Gázquez, director del Centro de Asuntos Taurinos de la Diputación de Valencia, Jorge Galbis, presidente de la Federación Taurina Valenciana y miembro de la Comisión Taurina de Algemesí, y Palma Egido, concejal de Fiestas.

El propio Galbis ha querido destacar finalmente como novedad la iniciativa de calificar el festejo del sábado, día 28, como “Novillada de la Cultura”. Jornada en la que la plaza estará decorada con obras que se realizarán en un concurso de pintura rápida la misma mañana del festejo. “Las obras que logren superar la novillada sin sufrir daños serán subastadas y la recaudación que se obtenga será donada a fines benéficos”, concluye.

Carteles definitivos

-Hoy Domingo 22: Novillos de Cebada Gago para Héctor Gutiérrez y Manuel Diosleguarde y un novillo para rejones del mismo hierro para Mario Pérez Langa que sustituye al lesionado Óscar Borjas.

-Lunes 23: Erales de Los Chospes para Alejandro Contreras (Escuela de Tauromaquia de Valencia), Nino Julien (de Nimes), Alejandro Peñaranda (de Albacete) y Joan Marín (Escuela de Tauromaquia de Valencia).

-Martes 24: Erales de Coquilla de Sánchez Arjona para Joao d’Alba (Escuela de El Juli), Lucas Miyana (de Beziers), Fabien Castellani (de Arles) y Javier Camps (Escuela de Tauromaquia de Valencia).

-Miércoles 25: Novillos de Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto para Alejandro Mora y Tomás Rufo, que sustituye a Víctor Hernández que está herido.

-Jueves 26: Novillos de Victoriano del Río y de Toros de Cortés para Fernando Plaza y Niño de las Monjas.

-Viernes 27: Novillos de Daniel Ramos para Diego San Román y José Fernando Molina.

-Sábado 28: Novillos de Talavante para Miguelito y Miguel Polope.

-Domingo 29: Novillos para rejones de Los Espartales y José Luis Iniesta para Andrés Romero y Ana Rita.

Junto a todo ello, el lunes 23 de septiembre, a las doce de la noche, tendrá lugar un tentadero práctico sin picar con reses del ganadero local Pujol-Gómez para tres de los becerristas más jóvenes de la Escuela de Tauromaquia de Valencia: Alberto Donaire, García Romero y Álvaro Cerezo, los dos últimos, de Algemesí.