www.aplausos.es

PORTUGAL

Joao Moura hijo y los Forcados de Lisboa triunfan en Campo Pequeño

Buen encierro de Pinto Barreiros para celebrar el 75 aniversario de la formación de forcados

sábado 28 de septiembre de 2019, 10:21h

Fotos: JOAO SILVA

El décimo festejo del Abono de Campo Pequeno fue claramente protagonizado por los Amadores de Lisboa, un prestigioso grupo de forcados que festejó 75 años de actividad. Y lo hizo por todo lo alto reuniendo docenas de elementos – antiguos y actuales – que realizaron seis estupendas pegas de cara, todas al primer intento. La primera estuvo a cargo de José Luis Gomes -antiguo cabo- y la última consumada por su hijo y actual cabo, Pedro María Gomes.

Figura omnipresente en el recuerdo de todos, el legendario fundador del grupo y cabo durante cuarenta y ocho años, Nuno Salvaçao Barreto, mundialmente famoso por su intervención, en solitario, en la pelicula “Quo Vadis” (1950). La empresa de Campo Pequeno presentó en el ruedo la placa conmemorativa que será colocada en el pasillo de la Puerta Grande, por donde al final de la corrida salieron todos los forcados participantes en el espectáculo. Mejor imposible.

Para el balance positivo de la función, contribuyó el buen juego de los toros de Pinto Barreiros, sin demasiados kilos pero nobles, con movilidad y en general codiciosos. Muy justamente, la Directora de Corrida concedió vuelta al ganadero después de la lidia del bravo cuarto, que acabaría por no dar al sonar una injustificada protesta.

En la parte ecuestre, volvió a destacar la triunfal regularidad de Joao Moura hijo. Sus mejores momentos fueron con el buen ejemplar que rompió plaza. Suertes bien diseñadas y rematadas, brega emotiva a dos pistas y una sensación de plena seguridad que consolida su puesto en la primera fila. Frente al cuarto, aprovechó las magníficas embestidas del toro, sin todavía alcanzar el nivel anterior. Terminó en ambiente de entusiasmo rubricando tres excelentes mourinas.

Joao Ribeiro Telles hijo rayó a gran altura en el segundo, muy noble, al que impuso su estilo peculiar mezclando el clasicismo con la espectacularidad. Clavó con acierto banderillas de nota alta llegando fuerte a los tendidos. No redondeó la faena al quinto, aunque dejó destellos de clase.

La pureza en la ejecución de las suertes sigue siendo la característica fundamental del toreo de Francisco Palha, aunque esta vez no todo le salió perfecto. Meritoria lidia, con entrega y vibración frente al codicioso tercero y escasas opciones en el que cerró plaza, el único manso de la noche.

Lisboa (Portugal), Campo Pequeño. Viernes, 27 de septiembre de 2019. Toros de Pinto Barreiros, de regular presentación, nobles y codiciosos en general. Joao Moura hijo, vuelta y vuelta; Joao Telles hijo, vuelta y ovación; Francisco Palha, vuelta y ovación. Entrada: tres Cuartos. Al iniciarse la corrida, se guardó un minuto de silencio en memoria de los forcados de Lisboa ya fallecidos y del caballero Pedro Louceiro II, recientemente fallecido.