www.aplausos.es

FERIA DE OTOÑO

La madurez de Luque pese al fiasco del Puerto en Madrid

El sevillano muestra su solvencia en Las Ventas en una deslucida corrida del hierro salmantino

sábado 28 de septiembre de 2019, 18:00h

Fotos: JAVIER ARROYO

Inauguró la tarde un toro de El Puerto de San Lorenzo bajo, tocado arriba de pitones. Intentó sin éxito saltar la barrera. Daniel Luque lo recibió con su facilidad habitual. En quites se picó con Juan Leal, el francés por saltilleras de mucho mérito. Luque respondió por mecidas verónicas y una sentida media verónica. En banderillas lo bordaron Caricol y Arruga. Daniel Luque consintió al del Puerto tratando de que rompiera pero no hubo forma. A media altura, sin celo ni franco recorrido. El inicio y una tanda con la derecha fue lo mejor antes de que el toro tirara la toalla. Media estocada. Saludos.

El cuarto toro lució el hierro de La Ventana del Puerto. Otra hechura, pero manso comportamiento en toda la lidia. Muy atinado con el capote Daniel Luque que dejó pasajes relevantes por su temple, por su estética, por su compás. El huidizo toro deslució todo. Resultó manejable en el tercio final aunque duró muy poco. La seguridad y madurez de Luque se reflejó en el dominio de la situación, en una asentada tanda a derechas y en un conjunto de mucha solvencia. La estocada contraria llegó tras un pinchazo. Silencio.

Hechurado en su procedencia estuvo el segundo. Un toro fino y degollado. Ofensivo por delante. Friote de salida, fue calentándose con la lidia. exquisito quite de Juan Ortega En banderillas prendió a Marc Leal afortunadamente sin consecuencias. El inicio de faena de Juan Leal sería, a la postre, lo mejor de su faena. De rodillas, en los medios, se lo pasó por la espalda e hilvanó varios muletazos. Dos tandas duró la acometividad del noble toro del Puerto. Un toreo muy eléctrico y periférico del francés que no supo aprovechar esa movilidad. El toro se vino abajo y porfió buscando las cercanías sin demasiado lucimiento. Pinchó en repetidas ocasiones. Pitos tras dos avisos.

El toro de Puerto de San Lorenzo que se lidió en quinto lugar resultó soso de salida, sin terminar de humillar ni emplearse. Pareció descolgar más en el quite por chicuelinas de Juan Ortega. Juan Leal brindó su labor al público. De nuevo la falta de entrega del toro condicionó la labor. Empezó dándole distancia en los medios para, después, torear en su versión menos crispada. El toro derrotó al final de los muletazos con violencia. En cercanías intentó un redondo de espaldas que no gustó. La estocada quedó trasera. Silencio.

Un buen toro para Madrid fue Cuba en cuanto a su presentación. Nada exagerado, por lo tanto, algo protestado. Astifino, con cuello y buena expresión. No se prestó para que Juan Ortega toreara a gusto con el capote. Fue muy abanto durante toda la lidia. Antonio Chacón saludó tras un par de mucha exposición: recurrió a parear de dentro a fuera con el toro completamente refugiado en tablas. Juan Ortega brindó a los descendientes de Chicuelo en el centenario de la alternativa del genio de Sevilla. Precisamente, de él fue el capote que lució en el paseíllo. La faena estuvo marcada por la buena disposición del sevillano. Mucho gusto en los remates, en la salida de la cara del toro, en todo su planteamiento. El toro resultó muy irregular. Cada embestida fue distinta, muchas de ellas broncas. Se fue a los bajos tras un pinchazo. Silencio tras aviso.

El sexto lució dos perchas impresionantes. Acapachado y veleto. Un tanque de cinco años, 600 kilos y dos guadañas por delante. Lo sobó con el capote Juan Ortega que mientras le iba enseñando a embestir trataba de dejar su sello con verónicas aisladas de mucho calado. Quitó con buen aire Daniel Luque. El inicio andando hacia delante llenó de torería los últimos compases de la tarde. A derechas encontró Ortega las únicas embestidas para mostrar su buen concepto. Dos muletazos y el toro reponía protestando. Con la izquierda todas las embestidas fueron hachazos. Ortega hizo lo que pudo entre el descontento del público por el juego de la corrida. El macheteo, los trincherazos, la forma de andar... Otra cosa. Media estocada y un descabello. Silencio.

Madrid, sábado 28 de septiembre de 2019. Feria de Otoño. Cinco toros de Puerto de San Lorenzo y uno de La Ventana del Puerto (4º), bien presentados aunque desrazados en su conjunto. Daniel Luque, ovación y silencio; Juan Leal, pitos tras dos avisos y silencio; Juan Ortega, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Media plaza. Saludaron tras parear al primer toro Raúl Caricol y Jesús Arruga; y Antonio Chacón en el tercero.