www.aplausos.es

FERIA DEL PILAR

Amargo y duro final de feria en Zaragoza

Accidentado festejo en el que el subalterno Mariano de la Viña fue gravemente herido por el cuarto; también resultó cogido Miguel Ángel Perera por el sexto bis y cayó lesionado el banderillero José María Soler

domingo 13 de octubre de 2019, 23:30h

Fotos: J.V.

El primero de Enrique Ponce fue un toro tan noble como soso. Quizás acusó la voltereta que se pegó al salir del primer puyazo. El valenciano dejó una faena en la que predominó el toreo por el lado derecho, todo a media altura, y solo una tanda al natural que fue el pitón malo del toro. La faena no tuvo relieve y además fue mal rematada con la espada hasta el punto de que el animal se echó tras innumerables intentos con estoque y descabello.

El cuarto se emplazó en los medios de salida. El subalterno Mariano de la Viña fue a pararlo y en una de las embestidas fue arrollado, y empitonado en el suelo de manera dramática, hiriéndole de suma gravedad. El toro desarrolló mucho sentido durante la lidia y Enrique Ponce se vio obligado a pasaportarlo. Gran bronca al de Montalvo en el arrastre.

El segundo fue un toro altón que salió engallado. Cogió en banderillas a José María Soler, lesionado del menisco de la pierna derecha y el escafoides de la mano izquierda. El Juli comenzó con la franela con una estimable serie por el lado derecho y, al ponerse en la siguiente al natural, ya le costó embestir al de Montalvo, hasta el punto de pararse y no querer fiesta. Tuvo que abreviar el madrileño, que mató de estocada de buena ejecución pero trasera.

El Juli anduvo entregado con el quinto. El madrileño dejó buenos muletazos sobre el pitón izquierdo y anduvo muy por encima de la condición del de Montalvo. Falló con la espada y fue silenciado.

El tercero de la tarde ya se paró en el capote de Miguel Ángel Perera por su falta de fuerza, pese a ello, el toro empujó en el caballo y parecía haber cambiado su comportamiento, pero quedó con una embestida rebrincada. Buen tercio de banderillas protagonizado por Curro Javier. Dio una buena serie de naturales pero a la siguiente el animal salía desentendido de la muleta. Al final echó el cerrojo y se rajó.

El sexto fue devuelto, saliendo un sobrero de la misma ganadería. Al salir del caballo, le desarmó, le persiguió hasta alcanzarle y herirle, aparentemente en la parte posterior del muslo. El de Montalvo desarrolló complicaciones. Enrique Ponce lo pasaportó, haciendo alarde de una gran profesionalidad a tenor del ambiente de sobrecogimiento que se vivía en la plaza.

Zaragoza, domingo 13 de octubre de 2019. Feria del Pilar. Toros de Montalvo, desiguales de presentación, deslucidos, descastados y muy complicados. Enrique Ponce, silencio tras aviso, silencio y ovación con saludos en el que lidió por Miguel Ángel Perera; El Juli, silencio y silencio; Miguel Ángel Perera, ovación con saludos en el único que estoqueó. Entrada: Lleno. Saludaron en banderillas Curro Javier y Luis Cebadera, de la cuadrilla de Miguel Ángel Perera, en el tercero de la tarde, y Álvaro Montes y El Pilo, de la cuadrilla de El Juli, en el quinto de la tarde.