www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Zaragoza, una aventura

La historia de los treinta últimos años del coso de La Misericordia no se parece en nada a la de plazas de propiedad pública pares de su género. Ni Madrid ni Valencia ni Bilbao. Un largo desfile de empresarios, invenciones e ideas ha dejado por herencia un complejo sedimento positivo. Cubrir la plaza consta como el legado mayor. El cambio de sentido del público -antes halcón, ahora paloma- define la nueva época.

- La de Zaragoza ha sido la plaza de toros española de primera que más vaivenes y cambios de gerencia, explotación y gobierno lleva experimentados en las tres últimas décadas

- Aquí tiraron la toalla en años difíciles gigantes del negocio como don Pedro Balañá o don Pablo Martínez Elizondo, solos o aliados con empresarios del país

- El público de Zaragoza, tenido otrora por el más fiero y exigente, pero también el más entregado de toda España, ha cambiado tanto que se ha hecho irreconocible. Plaza facilita ahora mismo

- Del túnel del tiempo se acabó rescatando el proyecto de una corrida concurso. Y por la parte toreros el rescate de López Chaves, cuyo saber campero es en esa clase de corridas pieza imprescindible

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2195 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2195

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2195 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2195 para Android