www.aplausos.es

MÉXICO

Solitaria oreja para Luis David en tarde de escaso contenido en Aguascalientes

Diego Ventura y Pablo Agudo se estrellan con sus respectivos lotes

domingo 03 de noviembre de 2019, 08:25h

Fotos: SUERTEMATADOR

Ante poco más de media entrada en el coso Monumental, en tarde ventosa y fría al final, se dio la corrida del cierre del XXV Festival de Calaveras en la que Luis David cortó la única oreja, aunque protestada. Con el santo de espaldas estuvieron los debutantes, el rejoneador Diego Ventura y el espada Pablo Aguado.

Hubo dos toros de Fernando de la Mora para rejones, uno de ellos devuelto por lesionarse un pitón, siendo sustituido por uno de Zacatepec, de regulares a malos. Y para la lidia a pie, cuatro de Arroyo Zarco, siendo bueno el primero y regresando vivo el cuarto.

En el toro para rejones que abrió el festejo, de Fernando de la Mora, al rematar en un burladero se lesiono el pitón izquierdo y fue devuelto para que en su lugar saliera el segundo del lote del luso sevillano Diego Ventura, de la misma dehesa, muy parado y con el que el caballista ha estado esforzado, sobresaliendo lo que hizo encima de “Bronce” al templar al estribo. Mató al segundo viaje y fue aplaudido.

A pie, el anfitrión Luis David Adame con su primero, de la dehesa de Arroyo Zarco, de buen juego, lo lanceó con empeño y mejor estuvo en un quite por chicuelinas. En banderillas, Ángel González se demonteró. Con la muleta y luchando contra el viento, Adame realizó una faena intermitente, sobresaliendo lo que hizo por el pitón derecho. Mató de estocada recibiendo para obtener una oreja que le fue protestada.

En su primero, además del molesto viento, el sevillano Pablo Aguado tuvo que sortear la sosería del toro, logrando algunos pasajes toreros con tintes de arte con la mano derecha, de mucho mérito y aguante. Terminó de pinchazo y estocada honda y tendida para ser aplaudido. Este toro se lo brindó al espada local Arturo Macías.

En su segundo, reserva de Zacatepec, previo error de los torileros al echar uno de Bernaldo de Quirós que no estaba arreglado para rejones, Diego ha cuajado una gran faena, destacando su labor montando a Joselito al doblarse con dominio y, encima de Fino y Dólar, tuvo los momentos más álgidos con su toreo de costado, sus pasadas por dentro y los giros en la cara, además de dos pares a dos manos sin la rienda. Al final, en un encontronazo con el pecho de Volapié el toro se inutilizó y fue apuntillado, siendo Ventura ovacionado en el tercio.

Luis David a su segundo, acobardado, lo lanceó con esmero, sobresaliendo un quite por chicuelinas. Tras el tercio de palos saludó el subalterno Christian Sánchez. Con la sarga, teniendo el viento en contra y lo huidizo del toro, Adame ha estado más que voluntarioso y torero por ambos lados. Falló al matar y escuchó protestas tras dos avisos.

En el que cerró plaza, mansurrón y protestado por falta de trapío, Aguado ante la inconformidad del público y la nulidad del burel, se limitó a hacer labor de aliño y se puso pesado al matar. Le sonaron los tres avisos, yéndosele vivo el toro a los corrales.

Aguascalientes (México), sábado 2 de noviembre de 2019. Corrida del XXV Festival Cultural de Calaveras. Dos toros de Fernando de la Mora para rejones, uno de ellos devuelto siendo sustituido por uno de Zacatepec, de escaso juego. Y cuatro para la lidia a pie de Arroyo Zarco, siendo bueno el primero. Diego Ventura, palmas y ovación; Luis David, oreja protestada y pitos tras dos avisos; Pablo Aguado, palmas y silencio tras tres avisos. Entrada: más de media.