www.aplausos.es

La Revolera

Curro Díaz ha acertado de pleno

Como habrán leído aquí arriba, Curro Díaz y Juan Ruiz Palomares caminarán juntos la próxima temporada. Estuve con Curro tomando un café en Albacete hace tres días y algo intuí sobre el particular pero en esto del periodismo hay ocasiones en las que “al buen callar llaman Sancho”, y precipitarse en hacer pública una noticia de este tipo puede obstaculizar el desenlace positivo de la misma. Al fin y al cabo a mí, como aficionado y amigo de Curro, lo que me importa es que sus asuntos profesionales se resuelvan de la mejor manera para él, y que alcance en su difícil carrera los máximos logros que merece por su arte y personalidad torera.

Ahora bien, conocida la elección del torero sobre quién ha de llevar sus asuntos profesionales de ahora en adelante, sí que me place decir que no podía haber escogido con mayor acierto. Juan Ruiz Palomares (padre) es un perfecto conocedor del negocio taurino y ha sido el gran artífice de conjuntar todos los flecos que lleva consigo una carrera tan larga y compleja como la de Enrique Ponce, y su hijo, que ahora navega con su padre, ha bebido en esas fuentes. Ahora tiene en sus manos que a uno de los toreros con más arte y mayor calidad de estos tiempos se le haga justicia en los despachos. Una justicia que hasta ahora se le ha regateado en demasía quizá porque le faltó tener al lado alguien con el dominio de la escena en los entre bastidores del toreo, que tiene ese hombre que sonríe y calla pero no da puntada sin hilo. El de 2020 puede ser un año crucial para el torero de Linares. Dios lo quiera y que uno tenga la suerte de verlo…