www.aplausos.es

La página de Manolo Molés

Del Batán y Las Ventas

Del Batán y Las Ventas
Ampliar

Hay enchufes y hay aciertos. La Comunidad de Madrid ha acertado en el caso de nombrar a Miguel Abellán como director gerente del Centro de Asuntos Taurinos. Este no es un regalo político sino una de las pocas cosas bien hechas por los políticos en el mundo de los toros. Con Miguel tengo lazos más que familiares, viví la tragedia de su padre con una cogida tremenda en la que perdió un miembro, una pierna en una tarde en Valencia. Un hombre bueno. Fue fantástico que en la radio de aquellos años lográramos que el “Maletilla de oro”, el padre de Miguel, contara con una ayuda importante por parte de la audiencia de Los Toros en la SER; y algo más fantástico y que ahora puede sorprender, porque el gran profesor Tierno Galván, entonces alcalde de Madrid, también colaboró con la cesión de un quiosco de prensa para que el padre de Abellán tuviera un negocio propio para sacar adelante la familia. Tierno era socialista. El segundo teniente alcalde era Tamames y era comunista, y el tercero en ese Ayuntamiento era del Partido Popular. Qué maravilla de ejemplo.

Por cierto, ese triunvirato del Ayuntamiento de Madrid (socialista, comunista y popular) crearon sin filias ni fobias, ni películas para no dormir el esplendor de la Escuela Taurina del Batán: Marcial Lalanda. Lo mismo que ahora, lo mismo que la ínclita Carmena, que nos censuraba en ese librito en el que “anunciaba todos los actos importantes de la Feria de San Isidro”, menos el más importante y que más le incomodaba: “la feria de toros con un millón de españoles con derecho a voto”. Pues que siga haciendo magdalenas para su cuadrilla.

MARIANO DE LA VIÑA: “NO RECUERDO NADA, NADA”

Soy padrino del hermano de Miguel. No ha salido torero. Pero Manuel, mi ahijado, es un tipo fantástico, gran estudiante y trabajando para empresas importantes. Conozco y respeto a esa familia, donde la madre del torero recosía todas las noches aquel vestido blanco pálido y oro gastado, no había otro, con el que Abellán ganó el concurso de novilleros de Chinchón que televisábamos para Canal Plus Toros. Con Chenel como comentarista y Victorino Martín, el viejo y grande “Paleto de Galapagar”, que era el que presidía el grupo de aficionados que decidía al ganador del concurso. Cómo estaría el chaval que Victorino me dijo: “Yo me quito del jurado y le voy a apoderar”. Y así fue. Por primera vez los políticos han acertado. Y la plaza mejorará, se realizarán las obras, volverá la Escuela del Batán y atenderá a todas las aficiones de la provincia. Y como le conozco, te digo una cosa cierta: no sé cuándo, pero estoy seguro de que el director gerente dejará el cargo en una mesa y buscará uno de los diez o doce trajes de torero, todos blancos y casi todos de tardes de gloria y tardes de sangre, y ya verás, como esa, una al menos, bajará del despacho a su arena y reavivará el torero.

Por primera vez los políticos han acertado. La plaza mejorará y se realizarán las obras. Y como conozco a Miguel, te digo: no sé cuándo, pero estoy seguro de que el director gerente dejará el cargo en una mesa y buscará uno de los diez o doce trajes de torero, todos blancos, y ya verás, como esa, una al menos, bajará del despacho a su arena y reavivará el torero

Llamamos para la radio hace dos domingos, hablamos con Mariano de la Viña y no lo metimos en antena porque -algo tremendo y que había que respetar- nos dijo taxativamente: “No recuerdo nada, nada”. Por tanto, era injusto preguntar por algo tan terrible que sucedió pero que él no recuerda en ningún momento. Las palabras de Val-Carreres aquel día fueron clarísimas: “Entró muerto”. Lograron que volviera a la vida. Pero hay unos segundos, no sé si minutos, en los que Mariano tuvo, y tiene, la memoria en blanco. Poco a poco mejorará todo. Y ya saben: otro milagro. Me llamó antes de la rueda de prensa Gonzalo Caballero, al que le tengo gran afecto; y mucho que reprocharle porque no puede ser que el toro le coja siempre y que él se lo ponga tan fácil al no vaciar limpiamente la embestida del toro con la mano izquierda; y en lugar de eso llevarse las cornadas en la pierna de salida, en la izquierda. Ojalá que corrija todo esto. Pero para los que no le conozcan a fondo creerán que es un torero loco. De loco no tiene nada; pero plantea la suerte suprema como una inmolación personal, cuando lo lógico es que se tire con disposición. Se mata con la espada, pero se sale limpio con ese pase de pecho que vacía con la mano izquierda la embestida final del toro en el volapié. Me temo que vamos a echar muchas horas para que nunca más se preste a la inmolación y sí se aplique la técnica. Aparte de todo esto, es uno de los mejores chavales que conozco. Se ha vuelto a escapar. Espero tiempos más felices y lógicos, Gonzalo.

ROCA REY HA VUELTO CORONADO DE NUEVO EN LA PLAZA ACHO

El invierno se lleva los toros a América. Allí hay países y ferias atractivas. También hay lo contrario y la escasez de emoción. Me gustan cosas de México. La plaza de Acho, la sierra de Perú, la cerrada Iñaquito, cosas del gran México, me siento como en casa en Colombia, la Navidad torera de Cali, el Año Nuevo de Manizales y aunque no den siempre toros, hay que visitar Cartagena de Indias, la ciudad amurallada más bella, más necesaria de conocer, que hicieron nuestros antepasados en América. Tiene plaza de toros pero apenas se usa. Allí conocí, ya muy tronado, al gran Pambelé, el boxeador, allí he visto tardes de toros felices y allí (parte del equipo de Caracol nos quedamos en Manizales) con Guillermo Rodríguez y dos compañeros más se fue Antoñete como comentarista en la tarde dura del cornalón a Ortega Cano.

Roca Rey ha vuelto. Coronado de nuevo en Acho. Como torero es muy positivo el retorno. Lo novedoso y para mí, raro o excesivo, es que tenga a un gran apoderado (Campuzano) y para América a los potentes mexicanos y para Europa al empresario de Sevilla. Mucha gente en la sala de máquinas. Lo más importante es que el barco, o sea, el Rey, siga llenando, triunfando y trayendo gente joven. El resto son burbujas.