www.aplausos.es

REPORTAJE

Goya no era antitaurino
Ampliar

Goya no era antitaurino

El Museo del Prado, que acoge una exposición sobre el genial pintor aragonés, sostiene que la serie Tauromaquia “se hace eco del debate sobre la legitimidad de la tauromaquia”. ¿Qué hay de cierto en ello?

- Los defensores del Goya antitaurino argumentan su posición en tres pilares: la violencia de las escenas representadas; la etapa vital y artística de Goya, con un fuerte carácter de crítica social; y su relación con ilustrados que rechazaban los toros

- Manuela Mena, comisaria de la exposición: “En la serie Tauromaquia, Goya se manifiesta como el ilustrado que era, contra la violencia de los hombres que contrasta con la fuerza y la nobleza de los animales”

- Arturo Ansón, catedrático del Instituto Goya de Zaragoza: “No es contradictorio que reproduzca las escenas del toreo con dramatismo evidente con la valoración del animal como tal. Pero plantear que es una réplica antitaurina es un auténtico despropósito, es sacarlo de contexto”

- Javier Gallego, estudioso de Goya: “La interpretación antitaurina que hoy se quiere hacer de Goya es una barbaridad. Goya fue un gran defensor de la tauromaquia”

- Ozvan Bottois, historiador del arte: “La posición que parece adoptar Goya frente a los toros en su serie cuadra con la de un aficionado ilustrado, que ensalza las prácticas estéticas, las que responden a las reglas del toreo, y que critica la violencia bárbara que puede derivar de la fiesta”

- Las cartas de Goya hablan de su afición a los toros y, según su amigo Leandro Fernández de Moratín, el propio pintor reconocía que en su juventud había toreado

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.200 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.200

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.199 para iPad

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.200 para Android