www.aplausos.es

La revolera

Rafael Comino, un caballero andaluz

Don Rafael Comino ha recibido el premio al Gaditano del Año, y aquí se impone el “don” con toda propiedad como muestra de respeto para un personaje excepcional. Rafael es eso tan olvidado en el léxico actual, “un hombre de bien”, un hombre bueno con un bagaje cultural fuera de serie y que dada su catadura moral conocerlo es quererlo. En el mundo del toro está sobradamente reconocido como un aficionado de lujo, de aquellos – ¡qué pocos quedan!- que su palabra es ley en todo lo referente a la fiesta mas nacional de todas las fiestas, por tradicional, por arraigada y por nuestra…Por española.

Su carrera profesional ha sido de primera magnitud, y cuando escribe de toros, o de cualquier otra disciplina, vale la pena poner atención porque es un pozo de sabiduría del que se puede beneficiar todo el que lo lea. No escribe por escribir, solo lo hace cuando tiene algo que decir porque su texto es agua clara fácilmente inteligible, ya que no escribe para epatar sino para poner sus profundos conocimientos al alcance todos sus lectores. Que somos muchos, y lo único que echamos de menos es que se prodigue tan poco.

Es uno de los aficionados profundamente herido por la categoría torera de Juan Serrano “Finito de Córdoba” y eso lo tenemos en común con él, los que, como quien esto firma, no acabamos de entender que el torero de Córdoba no figure en los carteles de todas las ferias importantes de España. Pero a Don Rafael Comino le caben muchos toreros en la cabeza, aunque en el corazón lleve clavada la espina de la injusticia de que se hace objeto al torero citado. Como el que suscribe.

Merecidísima distinción, la de Gaditano del Año, para Don Rafael Comino. Uno desde aquí le ofrece otra más intima y nimia en comparación con la ahora recibida: La de amigo del alma a partir del aprecio y del respeto a su excepcional personalidad y bonhomía, propias de un autentico caballero andaluz.