www.aplausos.es

PLAZA MÉXICO

Gran tarde de Joselito Adame en La México

Los toros y el viento deslucen la confirmación de Pablo Aguado y el regreso de Ponce

lunes 02 de diciembre de 2019, 00:17h

Pablo Aguado confirmó la alternativa con Un Caballero, de Reyes Huerta, de manos de Enrique Ponce. El viento y la desclasada y descompuesta embestida del toro, deslució la presentación del sevillano en la Monumental. Lo intentó Pablo, pero los derrotes del toro al final de su corto recorrido deslucían cualquier atisbo de ligazón. Manejó con desacierto los aceros.

Aguado tampoco pudo quitarse la espinita frente al que cerró plaza, de Jaral de Peñas, muy desfondado y que se defendió más que atacó. Sin opciones el sevillano durante toda la tarde en su presentación en esta plaza.

Precioso el saludo capotero de Enrique Ponce al segundo de la tarde. En banderillas se desmonteró Fernando García. Brindó a Mariano de la Viña: “Va por ti grandioso”, dijo a través de los micrófonos de Unicable. Comenzó bien la faena, relajado y toreando con cadencia. Hubo una tanda ligada e importante, pero la faena se vino a menos con un toro que fue recortando su viaje cada vez más y que desarrolló sentido. Por encima de su oponente el valenciano, que ya no logró remontar el tono de su labor por la condición del animal y por el fuerte vendaval, que impidió manejar bien los engaños.

Enrique Ponce estrelló sus ganas de remontar la tarde contra el quinto, un toro de bonita estampa pero deslucido, agarrado al piso y sin entrega alguna. Lo intentó el valenciano, pero las nulas opciones del animal acabaron con la paciencia del torero, que no estuvo muy afortunado con el acero.

Fabián Barba se mostró con oficio y determinación frente al tercero de la tarde, un animal que no fue nada fácil, muy exigente. Tampoco se lo puso fácil el viento. El hidrocálido extrajo algún pasaje en una labor que no pasó de correcta.

Enrazado y un punto violento resultó el sexto de la tarde. Toro encastado con opciones. Fabián Barba nadó entre la corrección y sin atravesar la línea de la discreción y la comodidad.

De manera explosiva, en el tercio y de rodillas, comenzó la faena de muleta Joselito Adame al cuarto, de Jaral de Peñas. El de Aguascalientes realizó una faena vibrante y emotiva ante un toro con transmisión pero no fácil, al que Joselito le imprimió temple. Encastados el toro y el torero, la faena llegó a los tendidos. Mató recibiendo pero se le fue la mano y, a pesar del pinchazo, cortó una oreja. El toro fue premiado con el arrastre lento.

El séptimo, segundo de lidia de Joselito Adame, a diferencia de sus hermanos, fue el de mayor clase y calidad. Adame lo llevó muy largo y cosido a la franela, como imantado al paño rojo. Sacó a relucir su toreo templado en una faena en la que se vació. Una entrega que tuvo un enorme eco en los tendidos. Mató de una gran estocada arriba, entre gritos de ¡torero, torero!, que le valió las dos orejas. Gran tarde la de Joselito Adame, que defendió con raza su corral. El toro fue premiado con el arrastre lento.

Plaza México. Domingo, 1 de diciembre de 2019. Toros de Reyes Huerta, el 7º premiado con el arrastre lento; y dos de Jaral de Peñas (4º -premiado con el arrastre lento- y 8º). Bien presentados pero de pobre juego salvo 4º y 7º. Enrique Ponce, palmas y silencio; Fabián Barba, silencio y silencio tras aviso; Joselito Adame, oreja y dos orejas; y Pablo Aguado, que confirma alternativa, silencio tras aviso y silencio. Entrada: 28.000 personas, aproximadamente. Fernando García se desmonteró en el 2º, Víctor Mora en el 4º y Gustavo Campos en el 6º.