www.aplausos.es

La pincelada del director

La decepción de Jesulín

Me pongo a escribir a la vuelta de Foios donde se ha echado a faltar a Miguel Lázaro y Jesulín ha vuelto a ser Jesulín: ha llenado hasta la bandera el teatro, se ha mostrado tal cual era en su tiempo de máxima vigencia, irreverente por momentos, desenfadado, ocurrente, divertido… y ni qué decir que se ha metido a la gente en el bolsillo, pero también se ha visto un Jesulín tan sorprendido como dolido con el panorama taurino que se ha encontrado cuando intenta celebrar su trigésimo aniversario de alternativa toreando. No se ha sentido reconocido. Y de sus palabras se desprende, utilizando su terminología, que el atasco está en la pasta. Tiene razón. No hay dinero. Desde luego no hay el dinero que él acostumbraba a ganar en sus tiempos de plenitud. Porque llenaba, claro. Ahora, son otros tiempos, las plazas no se llenan con la frecuencia y facilidad de entonces y ese tipo de atasco se ha generalizado. Es el drama de los tiempos. La lanzada que amenaza la pervivencia. Menos interés, más trabas, más competencia lúdica, menos espacios públicos, el mundo y la moda a la contra, poca o ninguna conciencia interna -no quieren verlo, los toreros son por definición cortoplacistas, todos- menos corridas, en realidad muy pocas, miras el escalafón final y te da un escalofrío, menos llenos… y no sigo porque me deprimo como Jesulín, y porque tampoco conviene airearlo, pero todo eso y más lo ponen en el orden de influencia que consideren y tendrán/tendremos una radiografía de la realidad que debe preocuparnos a todos, no solo a Jesulín. Por cierto, hasta ahora los esfuerzos más notables para salir de ese atolladero, lo que no se había hecho nunca para sacar adelante la tauromaquia, están viniendo de los propios aficionados. Aficionados intentando recuperar aficionados para satisfacción y provecho de los profesionales. Suena raro pero es así, podríamos decir que muy torero.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2201 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2201

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2201 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2201 para Android