www.aplausos.es

ENCUENTROS CON JOSÉ LUIS BENLLOCH

Confidencias de invierno y chimenea (y II bis)
Ampliar
(Foto: Isma Sánchez)

Confidencias de invierno y chimenea (y II bis)

Toca un bis de (y II), lo que no quiere decir otra cosa que dada la buena acogida de los reportajes de Confidencias de invierno y chimenea, lo vamos a prolongar un capítulo más. La situación de urgencia que vive el campo bravo y la importancia del toro en una tauromaquia que le necesita más que nunca, invita a insistir en los sueños y reivindicaciones de quienes hacen posible el milagro de su crianza y su selección. Borja Domecq Noguera, responsable de Jandilla, tronco madre del modelo de bravura que impera en la actualidad, Niño de la Capea, que pelea por mantener la vigencia de uno de los encastes más acreditados del último siglo, los murube, y Victorino Martín se suman al clamor general que se eleva desde el campo reivindicando consideración y respeto a su obra, que se resume en menos agobio administrativo y más libertad.

Victorino Martín: “Habría que revisar por completo toda la suerte de varas desde el peto, el caballo, la duración de los puyazos, su colocación y, por supuesto, la puya. Las puyas de hoy día son mortíferas”

“Si se cumpliese el reglamento yo lo mantendría pero no se cumple. Ahí tienes el tema del peso. Dice que el mínimo es de 460 kilos en plazas de primera, 435 en las de segunda y sin embargo en los reconocimientos de esas plazas, los toros que pesan menos de 520 o 500 kilos ni los miran”

“Hay que cambiar la normativa sobre los indultos. Actualmente es un disparate. Hay que ampliarlo a las plazas de tercera porque cuando un toro es bravo, es bravo más allá de la categoría de la plaza. También porque el espectador de esas plazas tiene los mismos derechos a disfrutar de las sensaciones y las emociones que se experimentan cuando se indulta un toro. Y finalmente, muy importante, porque en ese tipo de plazas en muchas ocasiones se lidian toros de los encastes llamados minoritarios que son los más necesitados de recuperar sementales y con el reglamento actual se les castiga o se les discrimina”

Borja Domecq Noguera: “Entre las ilusiones para el año que viene está el 35 Imprimidor, padre del toro indultado por Juan Bautista en Nimes que era el primer hijo que daba y hasta ahora el único que le hemos visto. Viene de una reata muy apreciada, en este caso es nieto del 81 Canalla que es un toro muy importante en Jandilla”

“Claro que soy partidario de los indultos. En la actualidad más que nunca tenemos que dar una imagen a la sociedad de que somos un espectáculo justo con el animal y el que se gane en el ruedo vivir tiene que vivir”

“Quemar en la plaza de tientas todos los toros que considere que pueden ser extraordinarios, además de muy costoso supone hurtarle al público lo bueno de cada camada”

“Como no tomemos conciencia de lo que está pasando será muy difícil la subsistencia de la tauromaquia porque aquí hay una cosa muy clara, que sin toro no hay tauromaquia, por muy buenos toreros que haya”

“Hay que dar con un reglamento que permita buscarnos nuestra ruina o dar con la salida de donde estamos, un espacio en el que se pueda innovar, avanzar y renovar el estado de la tauromaquia actual. El actual es demasiado intervencionista”

Niño de la Capea: “Creo sobre todo en el matriarcado de la vacada. Soy un convencido de que las que mandan son las madres, más que los padres. Cuando apostamos lo hacemos más por la madre”

“Entre las ilusiones para el año que viene hay un 53 Flor, un 26 Valenciano y uno más veterano, el 19 Riojano que da una clase excepcional. Los tres tienen mucha vida por delante. Flor viene de un toro que nos dio éxitos extraordinarios, el Caralimpia, que era padre del famoso toro Navajito que lidiamos en Valencia”

“En los tentaderos no piensas en rejones. Estoy convencido de que el toro que no tiene ritmo en la muleta no lo tiene en el caballo y por tanto no sirve para rejones, en ese caso para ninguno”

“Este año me he animado a lidiar como mínimo dos corridas de toros a pie. Las dos nos gustan mucho por nota y por hechuras. Hay que estar en el mercado de la muleta y del capote, del que me salí por cómodo”

“¿La puya?... Yo lo que creo es que al toro hay que hacerlo bravo y punto. Y luego que se le dosifique el castigo en función de cómo se comporte en la plaza. El matador debe ser dueño y señor de la lidia, al fin y a la postre el que se juega la vida y el prestigio es él”

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2203 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2203

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2203 para iPad

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2203 para Android