www.aplausos.es

ENCUENTROS CON JOSÉ LUIS BENLLOCH.- EL PARRALEJO

Érase una vez en Monte de San Miguel… (I)
Ampliar
(Foto: Arjona)

Érase una vez en Monte de San Miguel… (I)

Diez años después El Parralejo vuelve a vestir galas bautismales, ahora en Monte de San Miguel. Es como si se abriese un segundo capítulo en lo que es sin duda una bonita historia de toros y naturaleza en un momento nada fácil para el toreo. Érase una vez… así podría comenzar por lo que tiene de onírico esta segunda parte de la aventura. Pues eso, Érase una vez en Monte de San Miguel… Lo situamos. Seo de lo bravo, espacio de la grandeza de toda una época recién pasada. Historia viva del toreo contemporáneo. Andalucía, su cultura y su gente en versión serrana: arquitectura, historia y prehistoria, gastronomía, grutas, la vieja mezquita, la iglesia prioral, el parque natural... Cerramos el foco. El maestro Manolo González, en el recuerdo. Los núñez y su pasito de más, en el recuerdo. Ahora es el tiempo de Domecq, de Domecq y de Pepe Moya. Y de Concha Yoldi, claro, su mujer, y de su hijos, también de sus nietos, que ya han comenzado a tomar notas en el palco del ganadero. Una familia entera tras una ilusión común que les une.

- Pepe Moya: “Nuestra preocupación desde que hemos llegado a Monte de San Miguel ha sido respetar su espíritu y su historia. Entendemos que este lugar es patrimonio del mundo taurino y de Andalucía por su historia y por los personajes que la han vivido y como tal hemos querido preservarlo todo de la forma más fiel posible”

- Una familia entera tras una ilusión común que les une. ¿Abuelo qué le pongo?… Ponle pronta y brava… ¿Y de trapío qué le pongo?… Ponle de plaza grande… La niña tiene apenas diez años y la escena claves la mar de alentadoras. Ante esa aldea global en que se ha convertido el mundo empeñado en ponerle sordina a la tauromaquia, el futuro se gana con la educación y el conocimiento

- La cabeza del toro de la retirada del maestro Manolo González ilustra una de las paredes del salón. Tacholero se llamaba y tiene anécdota. Cuando algunos críticos le preguntaron por él al mozo de espadas contestó: “Ruina, el toro se llama Ruina”, ironizando sobre su futuro y así quedó reflejado en algunos medios. No acertó en su pesimismo

- La vaca que inauguró la nueva plaza de tientas de Monte de San Miguel quiso el azar que fuese hija de la Pamplonica y nieta de la Navarrica, que fue la primera que se tentó en la anterior plaza de El Parralejo

- Fue vaca importante, que es como en la actualidad se define a los animales que mezclan bravura y nobleza en las proporciones que evitan despistes y aburrimiento

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para iPad

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para Android