www.aplausos.es

La Pincelada del Director

Se cargaron el toro y se cargaron el toreo

El año barbea las tablas sin muchas novedades. Los anti a la suya. Alguno de ellos, tan necio como el espontáneo de Cancún que le salió a cuerpo limpio a un toro a cambio de un buen traumatismo craneoencefálico. Nada para lo que le pudo hacer. ¡Qué comida de coco llevan!, ¿en qué desconocimiento de la realidad habitan para firmar semejante estupidez? No lo reventó de milagro, seguramente porque los que él llama asesinos se cruzaron en el camino del inofensivo animalito. Pues eso: los anti a la suya; los pros tranquilos o eso parece si nos atenemos al cruce de felicitaciones y buenos deseos navideños; en lo artístico digamos que atravesamos una anodina paz. Eso en España. De América apenas llegan noticias para la esperanza y las que llegan, visto lo visto, tampoco tienen mucha credibilidad.

No hace tantos años los triunfos allende los mares, sobre todo en las grandes plazas, cotizaban aquí. Uno triunfaba pongo por caso en Lima, que se lo pregunten a Curro Vázquez o tiempo después a Ortega Cano, y se reactivaba su temporada inmediata en España. Y lo mismo pasaba si el éxito era en Bogotá o en alguna de las importantes plazas mejicanas o colombianas o venezolanas o en la censurada Quito. Fulanito se ha reencontrado en tal sitio, se decía y la noticia corría como la pólvora y comenzaban a hacerle la temporada en España. El que la tenía subía el caché y el que no, comenzaba a verle color y firmaba las primeras. Y ya no digo si como Capea cuajabas a Samurai, en ese caso hasta cambiabas la percepción de prensa y puristas y te adjudicaban el reconocimiento del temple que antes te negaban y volvías a volar en las alturas.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.204 para Android