www.aplausos.es

ENCUENTROS CON JOSÉ LUIS BENLLOCH.- EL PARRALEJO (y II)

Alma, corazón y vida...
Ampliar
(Foto: Arjona)

Alma, corazón y vida...

“El toro debe transmitir. Si no transmite no mueve el corazón”, me ha repetido a lo largo de la mañana Pepe Moya, que tiene referencias constantes al romanticismo, al sentimiento y a los valores y obligaciones morales de los hombres, conceptos que afloran por encima de todo en su proyecto ganadero. Charlamos en los salones de Monte de San Miguel, sobremesa pausada antes de hacerles una visita a los toros de saca. Es nuevo en este oficio, al que llega desde el mundo de los negocios, se podría decir desde un mundo de tiburones en el que mandan los grandes números y sobre todo el color de los grandes números, rigen las planificaciones cuadriculadas y escasean los sentimentalismos. Tiene un léxico de alto ejecutivo, maneja conceptos urbanitas, se me antoja más habituado a la mesa de los consejos de administración que a las chimeneas de los cortijos, si le retrotrajésemos al tiempo de los ganaderos románticos vestiría chaqueta larga y gorra inglesa frente a la chaquetilla corta y el sombrero de ala ancha propios del oficio.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, titular de incontables escaños en consejos de administración, con abundancia de másteres y reconocimientos en su currículo, el último el nombramiento de académico de la Academia de Ciencias Sociales de Andalucía, en cuanto se lo permite la agenda se oxigena en el campo, donde como dice el bolero dedica alma, corazón y vida a la cría del bravo.

- Pepe Moya: “El gran objetivo de El Parralejo es tener una corrida de toros que lidiar en Sevilla, que no será este año ni el que viene pero sí en los cinco próximos si nos acompañan los éxitos y hacemos méritos”

- “Aquí se le tiene terror al cambio cuando en todos los sectores que entran en crisis el cambio es el motor del sistema. En el toro el cambio es un drama y sin cambiar las cosas no se sale de la crisis”

- “Si planificas y pones los medios se reduce, aunque nunca desaparece, ese componente de imprevisibilidad que acompaña al ganadero. A las cinco de la tarde te metes en un callejón sin tener la mínima certeza de lo que va a suceder”

- “Al sector le falta visión estratégica. Aquí no se conduce con luces largas, siempre se va con las cortas y todos sabemos los peligros que eso conlleva. No se tiene visión de mercado, no se cuida el cliente”

- “No busco reconocimientos. No sé si suena a pedantería pero la gloria que me pueda dar un callejón la obtengo en otras muchas facetas de mi proyecto vital”

- “Se nos están yendo los espectadores y hablamos de multitud de cosas pero no abordamos el problema básico: los nuevos posibles espectadores no van a las plazas de toros. Se van aficionados y no entran nuevos. Eso tendrá graves consecuencias. En otros sectores cuando se pierde un colectivo inmediatamente se comienza a pensar en cómo sustituirlo”

- “Hemos inseminado con sementales que triunfaron hace treinta o cuarenta años pero estamos virando y ahora queremos inseminar con los toros más consolidados actuales siguiendo la teoría de Borja hijo que asegura que cualquier toro actual supera al gran crack de entonces”

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.205 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.205

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.205 para iPad

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.205 para Android