www.aplausos.es

La Pincelada del Director

Felonía en las ondas

La semana se puso mohína. O peor. Se encabritó. Si esto fuese un parte como decían los antiguos, tras las señales horarias -ese es el estilo político al que se vuelve- engolaría la voz para anunciar que las borrascas cubren todo el territorio peninsular y más que hubiese. Han sido días de ciclones y bajas presiones que en realidad eran altas y cabronas. Los periódicos iban completando paso a paso el puzle Frankenstein de un gobierno que a la hora de cerrar, esta semana se ha precipitado todo, a la hora de cerrar esta columna decía se antojaba inevitable y los malos augurios se cernían sobre el mundo del toro y más allá. Y no es que me quiera meter en política, siempre escuché que esos menesteres no traían nada bueno sobre todo en cuestiones taurinas, pero los pronósticos son tremendos y aunque nada me gustaría más que equivocarme, la cosa va trasmutando en el horizonte inmediato del cárdeno oscuro al negro zaino. Y ante esa situación general seguramente hablar de toros y las consecuencias que puede suponer para la tauromaquia esta deriva es cuanto menos una frivolidad pero la riada está ahí mismo y este es un medio que trata de la cuestión y tiene la obligación de alertar por si alguno sigue in albis.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.206 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.206

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.206 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2.206 para Android