www.aplausos.es

COLOMBIA

La raza de Luis Bolívar y nada más en Manizales

El colombiano, dos orejas, triunfó a pesar de la condición del encierro de Juan Bernardo Caicedo, que no dio juego suficiente para la terna del cartel con mayor expectación de la feria

sábado 11 de enero de 2020, 09:50h

Fotos: RODRIGO URREGO B.

Al segundo lo toreó Luis Bolívar con suficiencia y poderío con la derecha, alargando la mano. No le pesó al colombiano la falta de continuidad en el circuito. Solvente y preciso en cada suerte. Con la izquierda se vio poco porque el toro por allí impidió la continuidad de la faena. Remontó con la derecha para poner las cosas en su sitio. El temple y el reposo fueron los argumentos que impuso Bolívar para llevarse la tarde. El estoconazo rubricó su actuación.

Al quinto titular lo toreó bien de capa, pero perdió los cascos de la mano izquierda. Fue devuelto. El sobrero, en la distancia corta, no dio opciones, y Bolívar no estuvo claro. Se jugó la vida tirándose a matar con verdad, saliendo fuertemente golpeado pero afortunadamente sin consecuencias graves.

Enrique Ponce recogió el cariño incondicional de esta plaza, que lo ovacionó y vitoreó aun cuando su actuación no estuvo a la altura de la expectación. En los dos turnos pinchó faenas meritorias, pero sustituyó el estoque por el descabello. Con apenas pinchazos los despachó a golpe de descabello, en los dos turnos. En el que abrió plaza toreó con reposo a media altura por la falta de fuerza del toro. Ante el cuarto bis intentó con sus recursos taparle muchos defectos, especialmente el del común denominador de la corrida, la poca fuerza, y en este, además, la poca casta.

Pablo Aguado solamente pudo dejar detalles en ambas faenas. La del tercero careció de ligazón. En el sexto hubo toreo caro y gusto en las series finales. Alcanzaron a sonar los compases del pasodoble en el epílogo de la faena, pero el fallo a espadas y la misma receta de descabellar luego de los pinchazos dejó el resultado en una calurosa ovación.

Manizales (Colombia), viernes 10 de enero de 2020. Toros de Juan Bernardo Caicedo. Bien presentados y de juego dispar. Todos con poca fuerza. El cuarto y el quinto, devueltos. Todos pitados en el arrastre, excepto el segundo, que fue aplaudido. Enrique Ponce, ovación con saludos y ovación con saludos; Luis Bolívar, dos orejas y ovación con saludos; Pablo Aguado, silencio tras aviso y ovación con saludos. Entrada: Lleno. Saludaron por sus pares de banderillas Carlos Garrido y Wilson Chaparro “El Piña” en el quinto bis.