www.aplausos.es

CHOCÓ CON SU PARAMOTOR

El rejoneador Alejandro Rodríguez recibe el alta tres meses después de su grave accidente

El rejoneador Alejandro Rodríguez recibe el alta tres meses después de su grave accidente

“He estado cerca de la muerte, la he visto cerca y ahora tengo una ilusión muy grande por sentirme vivo", ha declarado el jinete

sábado 08 de febrero de 2020, 09:30h

El rejoneador sevillano Alejandro Rodríguez ha sido dado de alta en la tarde de este viernes después de permanecer ingresado desde el pasado 29 de noviembre. El caballista ya se encuentra en su domicilio aunque tendrá que seguir durante mucho tiempo con una intensa y exhaustiva rehabilitación. Las intervenciones quirúrgicas han ofrecido un resultado satisfactorio y el entorno del rejoneador habla de auténtico "milagro".

Todo comenzó el pasado 29 de noviembre de 2019. Las noticias que llegaban desde el Hospital Universitario "Virgen Macarena" de la ciudad de Sevilla eran descorazonadoras. El rejoneador Alejandro Rodríguez había sufrido un terrible accidente mientras volaba con su paramotor en la sierra de Montellano. Tras chocar de manera violenta contra una pared muy alta, cayó precipitadamente. Las lesiones hacían pensar lo peor e ingresó en la Unidad de Vigilancia Intensiva.

A partir de su ingreso se puso en marcha un plan de tratamiento para reducir las importantes afecciones que ponían en peligro la futura movilidad de las extremidades de Rodríguez. Se había fracturado el coxis, el sacro y varias vértebras. Hubo que esperar un tiempo importante con el cuerpo completamente inmóvil para que los cirujanos decidieran que el paciente estaba preparado para el quirófano. Presentaba además una fractura de mandíbula de mucha importancia que le fue reducida en la misma intervención tras una jornada maratoniana de cirugía.

Acompañado en todo momento por familiares y amigos, Alejandro Rodríguez se vio obligado a permanecer varios días boca abajo y tuvo que superar una infección que le provocó terribles dolores.

Poco a poco empezó a moverse y por orden facultativa, mientras recuperaba movilidad, realizó periódicamente pequeños ejercicios. Así ha permanecido hasta que en la tarde de hoy ha sido dado de alta hospitalaria para continuar el trabajo, que será largo, en su domicilio.

Aún no puede apuntar a un posible regreso a su profesión como rejoneador toda vez ahora le toca superar diversas fases de su recuperación. Rodríguez ha confirmado que "he estado cerca de la muerte, la he visto cerca y ahora tengo una ilusión muy grande por sentirme vivo".