www.aplausos.es

CARNAVAL DEL TORO

Montero, Grande y Diosleguarde pegan fuerte en Ciudad Rodrigo
Ampliar

Montero, Grande y Diosleguarde pegan fuerte en Ciudad Rodrigo

Valentín Hoyos perdió premio con el acero

lunes 24 de febrero de 2020, 18:57h

Abrió la tarde Francisco Montero, quien el pasado año en este mismo coso destacó en las capeas. Recibió a su novillo, de Esteban Isidro, en los medios de frente por detrás. Volvió de hinojos con lances a una mano y al tercero el novillo le cogió por la barriga y el torero quedó resentido. Se recuperó antes de dar un recital de variedad con el capote. Brindó a unos amigos una faena intensa, sin agobiar a un novillo que protestaba mucho por el pitón derecho y embestía con más armonía por el izquierdo. Montero se dejó enganchar en algunos muletazos del primer tramo de la faena, aunque ello no mermó para nada su pausada entrega. A cada momento le dio los tiempos precisos al animal, hasta acabar con las usuales manoletinas. Mató de metisaca del que salió trastabillado y rodó la res. Dos orejas. Mientras daba la vuelta al ruedo el público tributó una gran ovación a Julio Aparicio -hijo-, presente en un 'tablao' de la plaza.

Más bajo de raza fue el segundo, frente al que saludó de capa un arrebatado Antonio Grande. El novillero de San Muñoz, que ya conoce el éxito en esta plaza, dejó muestras de su clase ante un torete muy parado y sin casta. Trazó brillantes naturales, aunque sin ligazón por la escasa condición de la res. Con unas manoletinas puso fin a su labor muleteril. Mató de estocada y paseó dos orejas.

Clavó las dos rodillas en tierra Manuel Diosleguarde para recibir a su novillo, de Esteban Isidro, que también adoleció de fuerzas -aunque sí tuvo calidad- y después lanceó con decoro. Brindó a sus paisanos, pues el joven espada reside en Ciudad Rodrigo, y comenzó su trasteo con una buena serie sobre la diestra en los medios. Sosegado y elegante ante un novillo de mucha clase, el torero regaló momentos marcados por la clase y el temple en un largo trasteo al que puso fin con unos adornos. Mató de estocada y paseó también las dos orejas de su oponente.

De La Alberca llegó Valentín Hoyos para debutar esta tarde con picadores tras protagonizar una brillante etapa en la Escuela de Tauromaquia de Salamanca. Bien el nuevo torero en el saludo de capa, ante otro buen novillo, aunque escaso de fuerza, con el hierro de Esteban Isidro. Solvente en la apertura de faena, firmó un largo trasteo donde sorprendió por su buen hacer y en momentos por el gusto que desprendió. La pena fue que el mal uso de los aceros le privara del éxito. Palmas tras aviso.

Ciudad Rodrigo (Salamanca), lunes 24 de febrero de 2020. Novillada del Lunes de Carnaval. Novillos de Esteban Isidro, de buena presentación y juego desigual. El segundo, bajo de casta; y en general flojos. Francisco Montero, dos orejas; Antonio Grande, dos orejas; Manuel Diosleguarde, dos orejas; y Valentín Hoyos, palmas tras aviso. Entrada: Lleno en tarde primaveral.