www.aplausos.es

LUCIDA PREVIA DEL MANO A MANO EN VALENCIA

Ponce y Aguado llenan y brillan en el “ruedo” de Aula Las Provincias

"Un mano a mano tiene que decir algo, tener interés, y este lo tiene. Me gusta eso de juntar al más veterano con el que más interesa de entre los nuevos", afirma Ponce, mientras que el sevillano subraya: "Va a ser difícil estar a su nivel, lo sé, pero trato de pensar positivamente. Esto no se trata de una guerra ni de una competición, sino de lograr sentirse con un toro"

Fotos: MATEO

Enrique Ponce y Pablo Aguado han acabado el papel este martes en una nueva edición de Aula Las Provincias. Valenciano y sevillano han compartido tertulia en el Ateneo Mercantil de Valencia como preámbulo del mano a mano que sostendrán en las Fallas el próximo 16 de marzo. “El mano a mano tiene un sentido -ha defendido Ponce-. Pablo es ahora mismo el torero con mayor novedad, tiene un ambiente muy bonito, un concepto del toreo que en muchos momentos puede asemejarse al mío, y además me gusta la idea de juntar al torero más veterano con el que más interesa de entre los nuevos en estos momentos. Un mano a mano tiene que decir algo, tener interés, y este lo tiene, tiene mucho aliciente”.

El sevillano, por su parte, señaló: “Hace solo dos años que el maestro me dio la alternativa en Sevilla y verme ahora compartiendo mano a mano con él en Valencia es muy bonito. Va a ser difícil estar a su nivel, lo sé, pero trato de pensar positivamente. Esto no se trata de una guerra ni de una competición. Se trata de intentar que cada cual exprese su toreo en la plaza, de sentirse con un toro como él y yo queremos”.

La charla, abierta por el periodista Pedro Toledano y moderada por nuestro director, José Luis Benlloch, fue seguida con máxima atención por el público que abarrotó la sala. Benlloch definió el toreo de Ponce como “látigo y seda, dependiendo de lo que requieran los toros en cada situación”, y al de Aguado como de “caricia y compás”. “El toreo de ambos -abundó- reivindica la importancia de la belleza. En la Fiesta la emoción puede llegar por el aspecto más rudo, pero también a través de la estética. Algunos piensan que eso de la belleza y la estética es poca cosa, pero lograrla ante un toro no solo es difícil, sino, directamente, una quimera para la mayoría de los mortales”.

DE COMPETENCIAS Y MEJORAS

A lo largo de la charla se recordaron las distintas generaciones de toreros con las que Ponce ha competido a lo largo de su trayectoria profesional: “He rivalizado con la generación anterior a la mía, la de los ochenta, de la que aprendí y a la que admiré; he rivalizado con toda la de mi época, especialmente con César Rincón, con quien mantuve una rivalidad más descarnada, más dura que con nadie; y después he toreado con todas las generaciones siguientes a la mía. Y no he debido hacerlo mal, porque aquí seguimos…”, bromeó antes de matizar: “No obstante, aquí quien de verdad te presiona es el toro y uno mismo, al menos en mi caso; aunque tampoco puedo negar que no es lo mismo torear con unos compañeros que con otros”, admitió.

Aguado, en cambio, todavía no ha tenido tiempo de verse las caras con tantos compañeros, pero es consciente de que a partir de ahora podrá hacerlo y empieza la auténtica exigencia: “Con lo que hice el año pasado no se consigue nada. Aquí lo difícil es lograr lo que ha logrado el maestro, que en vez de un año lleva treinta al máximo nivel. Uno no debe estar nunca satisfecho con lo que ha hecho: se trata de intentar mejorar todo siempre. Yo me considero ambicioso en ese sentido. Eso sí, desde la ilusión. Hay que tener ilusión. En el toreo hay tardes que, más que un examen, parece que estés pasando un auténtico juicio, y eso tampoco lo veo normal”, dijo antes de ponderar su actuación en las Fallas del pasado año -“sin ser la faena más perfecta, sí me sirvió mucho interiormente”- y añadir en torno a su polémica ausencia el Domingo de Resurrección en Sevilla: “No me gusta polemizar ni crear peleas. Este año no se han dado las circunstancias para entrar en el cartel y ya está. No pasa absolutamente nada. Torearé en la feria y, si yo me lo gano, otros años estaré en Resurrección, y si no, pues no”.

EMPRESA SATISFECHA: AUMENTAN LOS ABONADOS

Nacho Lloret, gerente de la empresa de la plaza de toros, también tomó la palabra. “No es fácil montar una feria a la altura de un acontecimiento tan importante para Valencia y la historia del toreo como son los treinta años de alternativa de un torero irrepetible como Ponce. Y sus dos carteles están muy bien rematados. El del día 16 llama especialmente la atención. Aguado es uno de los toreros que más apetece ver en estos momentos y acartelarlo junto al maestro es un lujo. Ojalá que lo que suceda en el ruedo esté al nivel de lo que soñamos”, señaló antes de mostrar su satisfacción por el pulso que se respira estos días de apertura de taquillas: “Los abonos han subido, hacía años que no lo hacían con la rotundidad con la que lo han hecho este año -hay 200 ó 300 por encima de los registrados en las Fallas del año pasado, matizó-. Ayer fue el primer día de venta de entradas sueltas y vendimos dos mil entradas más que el primer día de venta del año pasado, y hoy que era el segundo hemos vendido mil y pico más… Todos los termómetros son muy positivos. Aunque estemos en la época de Internet y se despachen muchas localidades a través de la red, ver cómo la cola daba ayer por la mañana toda la vuelta a la Estación del Norte, a uno, que tiene no solo su corazoncito empresarial sino también su corazoncito de aficionado, le emociona especialmente”.

EL PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN, PRESENTE

Cerró el acto el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, que destacó y agradeció la apuesta que durante todo el año hace Las Provincias por la tauromaquia e instó al público a “disfrutar” del toreo, “que es lo que más nos gusta a todos”, definiendo a la tauromaquia como “el arte donde más cosas pueden pasar”.

Tampoco faltaron a la cita de Aula Las Provincias el presidente del consejo de Administración del periódico, Gonzalo Zarranz, el jefe de opinión del diario, Pablo Salazar, el director del Centro de Asuntos Taurinos de la corporación, Toni Gázquez, y numerosos profesionales del toreo valenciano, entre los que se encontraban Santiago López y El Soro, que recogió una fuerte ovación de los presentes.