www.aplausos.es

SEGOVIA

El banderillero Víctor Pérez, clave en la elaboración de 100.000 mascarillas contra el coronavirus

El subalterno segoviano promueve junto a otros tres voluntarios la formación de una cadena de trabajo solidario que ha logrado espectaculares resultados en la lucha contra el Covid-19

miércoles 08 de abril de 2020, 11:46h

La crisis sanitaria que asola el país a raíz de la pandemia de coronavirus está sacando estos días la faceta más solidaria del mundo del toro. El banderillero segoviano Víctor Pérez es una de las piezas clave de un equipo humano que lleva manufacturadas cerca de cien mil mascarillas en la provincia de Segovia. “Llevamos ya cien mil -recalca orgulloso Víctor Pérez- y estamos repartiéndolas entre residencias de ancianos, Policía Local, Bomberos, Protección Civil y numerosos centros de salud”.

APLAUSOS se ha puesto en contacto con el subalterno para que nos cuente de primera mano el éxito de la iniciativa: “Un buen amigo tiene una empresa potente de serigrafía e impresión -se llama Mundo Laboral- y cuando se vio forzado a parar toda su producción pensamos en emplear sus máquinas para producir mascarillas. Tras hablar con la coordinadora en Segovia de ASPACE -Asociación de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines- y con otro amigo nos pusimos manos a la obra. Contábamos con unos rollos de material que intuíamos que podían ser útiles para la fabricación de mascarillas y también con gomas elásticas para poder ajustarlas a la cara y nos propusimos en un primer momento elaborar 4.000 ó 5.000”, explica Víctor de primeras, que continúa: “Una vez testado el material de los rollos -de cada uno pueden llegar a salir unas 7.000 mascarillas- logramos la implicación de dos empresas para que colaboraran con el corte. Tras cortarse los rollos de tela en trocitos de 20x20 cm empezamos a hacer llegar, con la ayuda de Protección Civil, todo ese material de telas y gomas a gente voluntaria que puede trabajarlo en casa. Cuando pedimos colaboración la respuesta fue increíble y al final hemos conseguido reunir a un equipo de ochocientas personas en toda la provincia. ¡Ochocientas personas cosiendo altruístamente!”.

Una vez elaboradas las mascarillas, otra empresa colaboradora trata las piezas con ozono para desinfectarlas y dejarlas en óptimo estado para su uso y, con todo el proceso acabado, se recoge de nuevo el material y se distribuye entre los sectores más necesitados. “Al final, la meta de 4.000 o 5.000 mascarillas se ha convertido en una meta mucho mayor: 100.000 mascarillas, que se dice pronto; y todas hechas a mano”, agrega Víctor Pérez.

El Hospital 12 de Octubre de Madrid es otro de los lugares a donde se ha enviado parte de este material. “Está siendo un no parar de peticiones”, describe el banderillero, que además de ser uno de los cerebros y promotores de la iniciativa ejerce un papel clave a la hora de recoger el material y distribuirlo con su furgoneta, llegando incluso a fabricar él mismo parte de las mascarillas. “Además de coser en casa, también me he dedicado a empaquetar. Ayer, por ejemplo, empaqueté unas 2.500 mascarillas. Todo está superando nuestras expectativas iniciales; de hecho el amigo con el que empecé esta iniciativa me recuerda lo increíble que es que partiéndose de solo cuatro voluntarios -ese era el equipo inicial- pueda haberse logrado en tan poco tiempo contar con la implicación de casi un millar de personas en todo este operativo. Iniciamos todo esto un grupo de voluntarios que se contaba con los dedos de una mano y hemos acabado siendo mil. Lograr una cadena tan organizada, tan unida; conseguir coordinar un equipo tan grande sin tener en un primer momento ni idea de cómo hacerlo, y sobre todo que todo este esfuerzo esté ayudando a salvar vidas, es muy gratificante. Toda Segovia se ha volcado con nosotros y nosotros estamos volcándonos con los que más lo necesitan”.

BANDERILLERO DE FERIAS

Víctor Pérez toreó el año pasado a las órdenes de novilleros como Rafael González, Tomás Rufo, Diego San Román, Francisco de Manuel… o matadores como el francés Marc Serrano, el día en que éste lidió la corrida de Partido de Resina en Madrid. Ganó el premio del restaurante Casa Salvador al mejor quite de peligro de la última Feria de San Isidro en Las Ventas, donde hizo el paseíllo hasta en ocho ocasiones la pasada campaña. Además, la mayoría de los treinta y seis festejos en los que tomó parte en 2019 tuvieron lugar en ferias de importancia, actuando en plazas como las de Sevilla, Vic-Fezensac, Bayona, Dax, Mont de Marsan…, entre otras.

Víctor Pérez torea como banderillero desde 1997. Son veintitrés temporadas en activo si exceptuamos el paréntesis profesional que decidió tomarse entre los años 2000 y 2004. “Me desilusioné, estuve cuatro años parado, llegue a ponerme con 90 kilos, pero de repente empecé a recobrar la ilusión, comencé a prepararme, di un vuelco a mi vida, me puse a dieta estricta, empecé a entrenar… y de aquello pasé a correr maratones y superar pruebas como el triatlón Ironman -en el que los participantes tienen que cubrir tres distancias: 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie, todo en un tiempo límite de 17 horas-. Este año se planteaba bonito, taurina y profesionalmente hablando, pero esta pandemia nos ha zarandeado a todos. Me temo que, además, con nuestro sector puede cebarse. Ojalá salgamos de esta todos unidos y más fuertes, pero no va a ser nada fácil”, concluye.