www.aplausos.es

BENLLOCH EN LAS PROVINCIAS

Y el ministro habló… aunque poco

Y el ministro habló… aunque poco

La falta de concreción de Uribes sobre las ayudas a la tauromaquia pone en alerta al sector taurino

El mundo del toro sigue girando en torno al Coronavirus o, por ser más exactos, a la desafección gubernamental hacía la gente del sector por mucho que desde diversas autonomías, las más cercanas al mundo rural, sí se tenga una postura de respeto y ayuda al toreo y sus protagonistas. Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Comunidad Valenciana incluida pese a las reticencias de Compromís, sí escuchan sus reivindicaciones y hasta se avanza en medidas que ayuden a la normalización. El mal está en Madrid, concretamente en su Gobierno, donde el Ministerio de Cultura que siempre se había mostrado especialmente tibio en su relación con la Tauromaquia, en esta situación de excepcionalidad no ha variado su ninguneo y a la hora de las ayudas ha ignorado directamente a sus protagonistas en claro agravio comparativo con el trato dado a los de otras industrias culturales.

La situación ha provocado una reacción de unidad en el sector nunca experimentada hasta ahora. La Fundación del Toro de Lidia, con el respaldo de las principales figuras del toreo, con alguna excepción, la de Morante principalmente, presionaron de manera coordinada y actual, aparecieron en las redes y en los medios reivindicando los derechos de un sector que el propio PSOE había llevado desde el Ministerio de Interior al de Cultura. La estrategia pareció dar resultados en cuanto a que el ministro Uribes se apresuró a retomar el diálogo con los representantes del toreo, a los que dejó entrever que pronto les daría buenas noticias.

En el Congreso

Finalmente el ministro habló. Poco, pero habló de toros y de su gente. En realidad lo hizo con una asepsia mosqueante dados los antecedentes, pero si se trataba de que le hiciese un guiño a la tauromaquia lo hizo. En cualquier caso nada definitivo, uno siempre hubiese esperado más concreción, más compromiso con el mundo del toro, pero viendo de dónde se venía conformó. O casi. Sucedió en el transcurso de una larga comparecencia ante la Comisión de Cultura y Deporte del Congreso de los Diputados, donde acudió para informar acerca de las medidas para el sector cultural y del deporte frente a la situación derivada de la COVID-19. Entre sus escasas referencias a la tauromaquia destaca su compromiso para que las corridas de toros vuelvan lo antes posible y con la máxima normalidad. “Para poder reanudar la temporada taurina vamos a hablar en los próximos días con la Fundación del Toro de Lidia y el Ministerio de Sanidad” dijo, apuntando a la Fase 3, a finales de junio y principios de julio, como posibilidad para retomar la temporada taurina.

Se contempla la Fase 3, a finales de junio y principios de julio, como posibilidad para retomar la temporada taurina

Hizo referencia a las ferias taurinas canceladas y se solidarizó con los sectores afectados con este parón, aunque en ningún momento anunció ayuda alguna o medidas concretas para el sector taurino, trasladando esta acción a las comunidades autónomas y ayuntamientos. “Imagino lo que supuso para las empresas de tauromaquia la cancelación de las Fallas, Feria de Abril o Feria de San Isidro, estoy seguro de que las comunidades autónomas o los distintos ayuntamientos harán lo posible por ayudar”. Y en ese mismo sentido afirmó que las empresas pueden acogerse a CREA, una línea de liquidez dirigida exclusivamente al sector cultural para necesidades de tesorería derivadas de la crisis de la COVID-19. Nada dijo de las ayudas de los profesionales, que están siendo los más perjudicados.

La Fundación del Toro de Lidia, al acabar la intervención del ministro en la que había puesto grandes esperanzas tras los contactos anteriores, mostró especial preocupación por no haberse explicitado de manera clara la inclusión de los profesionales taurinos en el lioso régimen de ayudas extraordinarias para los artistas. Aunque por las conversaciones mantenidas con el Ministerio el sector considera que las ayudas incluyen a los profesionales taurinos, la confusa redacción hace que algunas administraciones hayan rechazado la prestación extraordinaria.

Por su parte, el Grupo Parlamentario Popular recriminó al ministro el desamparo en que había dejado a los profesionales taurinos y le pidió explicaciones sobre la acción de fulminar a Tendido Cero de la parrilla de TVE. Desde VOX criticaron que no se ha adoptado ninguna medida concreta para el mundo del toro y le preguntaron por las ayudas a las ganaderías, cuya desaparición puede suponer una catástrofe ecológica.