www.aplausos.es

TARDES PARA LA HISTORIA

El bravo Corselero, de Miura, el día del boom de Manili en Las Ventas

El bravo Corselero, de Miura, el día del boom de Manili en Las Ventas

El torero de Cantillana fue el gran triunfador de la isidrada de 1988 tras desorejar a cuatro de los cinco toros que estoqueó en el serial; dos de los trofeos llegaron en la corrida de Miura, que lidió un bravo toro que también arrasó en los premios

miércoles 03 de junio de 2020, 10:10h
Manili triunfó en sus dos paseíllos: el primero, con la corrida de Miura, cuando cortó una oreja a cada toro de su lote; y el segundo, con la corrida de Puerto de San Lorenzo, cuando logró un trofeo de su primero, dio una vuelta al ruedo tras lidiar a su segundo y sumó un nuevo apéndice -el que le abría por segunda vez la puerta grande- del que hizo sexto, res que hirió al confirmante Paco Machado.

Pero el primer impacto llegó con la miurada, jugada el 17 de mayo en la que era quinta corrida de feria. “Por fin llegó el día de Manili. Han tenido que pasar doce años desde que tomó la alternativa en Sevilla para tener el público reconocimiento que se le va a dar desde hoy”, escribía José Luis Suárez-Guanes en Aplausos. “Es la hora de cantar el temple de un torero que ha dado la distancia justa a sus dos toros para, poco a poco, irlos metiendo en la panza de su muleta a base de aguante, de atornillar las zapatillas en el suelo, de ponerse en el sitio. Se ha quedado el de Cantillana imperturbable cuando los toros se han frenado en la arrancada, cuando alguno se le ha parado en el centro de algún pase. (…) Manili ha estado inmenso en esta corrida y estoy seguro que habrían ido más orejas a su esportón de haber acertado a la primera con la espada”.

El cronista seguía: “Cuando le concedieron esa segunda oreja -la del último, que le abría la puerta grande- Manili lloró. Todos lloramos, porque había nacido una figura con doce años de retraso, pero la verdad y la honradez siempre terminan encontrando la justicia”.

Ese día hubo más. Manolo Cortés, que abría plaza, no se entendió con el bravo Corselero, que se llevó los premios de la feria al toro más bravo; y otro bravo, Ruiz Miguel, dio una vuelta al ruedo.