26 de julio de 2010

Santander, Garlin… ¡y un esguince de tobillo!

Juan del Álamo
Juan del Álamo
lunes 02 de agosto de 2010

Estoy en el campo, en mi cuartel general de El Villar de los Álamos, dando de comer a los toros. De vez en cuando me gusta meterme en estas faenas para disfrutar del animal en su hábitat. Aquí son todos muy buenos…

Estoy en el campo, en mi cuartel general de El Villar de los Álamos, dando de comer a los toros. De vez en cuando me gusta meterme en estas faenas para disfrutar del animal en su hábitat. Aquí son todos muy buenos, no hay ninguno revoltoso, son como el amo, como Guillermo Marín. Ando todavía reponiéndome del esguince que me hice el otro día en lo del Puerto de San Lorenzo, antes de torear en Santander el viernes y en Garlin (Francia) el sábado. Fui a casa de Lorenzo Fraile a matar dos toros y, aunque estuve muy a gusto, tuve la mala suerte de que el segundo me pegó dos leches buenas y terminó lesionándome. Me cogió las dos veces igual, derribándome con los cuartos traseros al intentar dar el pase de pecho. Me dio con la pata y, como no he parado quieto estos días, no ha bajado aún la hinchazón y todavía ando con el hielo pa’rriba y pa’bajo.

Tuve que ir al fisio para poder estar listo para las novilladas del fin de semana. En Santander ninguno de mis novillos me dejó torear a gusto pero tiré de garra con ellos y creo que estuve muy bien técnicamente. En cambio, en Garlin disfruté una barbaridad con mi primero de Conde de Mayalde. A ese sí que lo toreé bien, con sentimiento y muy profundo. Lástima que, una vez más, lo jodiera todo con la espada. ¡Es para matarme!

De todos modos, para que veáis lo que son las cosas, después de la novillada de Garlin, llegué al hotel y, sin cambiarme ni nada, volví al poco rato para la plaza y maté a puerta cerrada el novillo que habían devuelto a los corrales a mi compañero Arturo Saldívar por salir al ruedo acalambrado. Pues bien, además de salir el animal extraordinario, ¡lo maté perfecto! Creo que la solución pasa por no obsesionarme, seguir toreando como hasta ahora, no venirme abajo, y seguir con mi forma de ser, con mi carácter ganador y esperar a que pase la racha. Probar he probado de todo técnicamente, la forma que tengo de tirarme a matar ahora es bastante buena y es cuestión de tiempo que le coja el sitio definitivamente a la espada.

Estos días que vienen voy a ir a Valdefresno a matar un toro y no dejaré de entrenar hasta el sábado, que toreo en Ávila. Ya os voy contando…

 

LEA EL DIARIO COMPLETO DE JUAN DEL ÁLAMO

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando