MÓSTOLES

Víctor Hernández, vencedor de la Copa Chenel 2024

Pepe Espín
domingo 30 de junio de 2024
El torero madrileño cuaja una completa tarde en la que pasea dos orejas y da una vuelta al ruedo; Molina, un trofeo

Tanto Molina como Víctor Hernández fueron obligados a saludar antes de que saliera el primero de la tarde, con el hierro de Baltasar Ibán, aplaudido por su presentación. Recibió un puyazo fuerte donde metió los riñones. El quite del manchego fue de frente y por detrás. Brindó al público y tras los muletazos de tanteo, se echó la muleta a la mano derecha para torear por abajo. Por la otra mano el toro no era el mismo y bajó el tono del trasteo. La espada no la tenía afilada y hasta el cuarto intento no entró, además de dos golpes de descabello.

Víctor Hernández abrió su lote con un toro de Pedraza de Yeltes al que recibió por delantales. Se lució Marcos Prieto con las banderillas. Inició la faena en el platillo con pases por detrás y sobre la mano diestra por delante. Pero lo bueno estaba reservado en las dos series siguientes con la zurda, medidas y sin forzar al toro, además de los adornos finales y la estocada. Se echó el toro y cayó la primera oreja.

Molina se fue a toriles a esperar al de Victoriano del Río que hizo tercero, que salió despacio, viviéndose un momento de emoción. En el paso por el caballo se vio que las fuerzas del toro estaban medidas, tanto que en el primer muletazo perdió las manos (¿lesionado?) y se pegó una vuelta de campana, esfumándose las pocas fuerzas del toro. Molina porfió y consintió, logrando muletazos de gran mérito por ambos pitones. Sonó un aviso, una estocada y una oreja para el manchego.

Rabioso, cuarto de la tarde, más terciado, fue protestado por el público. Se llevó el puyazo más fuerte de la tarde. En el buen tercio de banderillas saludaron Raúl Ruiz y Diego Valladar. Víctor Hernández trazó derechazos estimables sobre la diestra con un toro que embestía por encima del palillo, pero cambió la decoración por el pitón izquierdo, por donde el toro se tragó dos series por abajo sensacionales. El torero madrileño le daba el medio pecho, toreando con sentimiento antes de recetar una estocada entera. Tardó en doblar el toro, con la boca cerrada, acertando con el descabello cuando sonó un aviso. La petición era fuerte pero el palco no la atendió, y dio una vuelta al ruedo.

Grande, alto y zancudo el quinto de Pedraza de Yeltes, que puso en apuros a Molina con el capote, quedándose debajo y tragándose el puyazo de la tarde. Brindó a Miguel Abellán. Sobre la diestro toreó con poder y buen gusto, siempre con determinación, como su compañero Víctor en una tarde en la que ambos no se dejaron nada en el hotel. Magníficos los muletazos en las cercanías de los pitones y el arrimón final. Pinchazo, aviso, otros dos pinchazos y la estocada.

Aunque más terciado el sexto, tuvo dos espabiladeras, muy amplio de sienes, además quiso comerse el capote de Víctor Hernández, que se apretó en las verónicas de salida. Recibió un puyazo fuerte y el toro se creció en banderillas arrollando al madrileño -y cogiendo al banderillero Jarocho-, que no se lo pensó y se fue al centro del ruedo para abrir la faena de rodillas y por detrás. Después con la derecha una serie rematada con un pase de la firma excelente. Luego la mano izquierda mandona, dejándose llegar de largo al toro en dos tandas, mejor la primera. Estocada caída y descabello. Y una oreja.

Móstoles (Madrid), domingo 30 de junio de 2024. Final de la Copa Chenel. Toros de Baltasar Ibán (1º y 4º), Pedraza de Yeltes (2º y 5º) y Victoriano del Río (3º y 6º). Molina, silencio tras aviso, oreja tras aviso y ovación con saludos tras aviso; Víctor Hernández, oreja con petición de la segunda, vuelta al ruedo tras petición y aviso, y oreja. Entrada: Dos tercios. Antes de romperse el paseíllo sonó el himno de España. Ambos toreros fueron obligados a saludar. Se desmonteró Marcos Prieto en el segundo, y Raúl Ruiz y Diego Valladar, en el cuarto.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

AL COMPÁS

Una feria en entredicho

Una feria en entredicho

Este contenido es solo para usuarios con una suscripción activaÚnete ahora Already a member?...

Cargando