Madrid
Lo mejor de la tarde fueron los naturales de Marín al segundo. (Foto: J.R.Lozano)Lo mejor de la tarde fueron los naturales de Marín al segundo. (Foto: J.R.Lozano)

A los ‘ibanes’ les faltó casta

Redacción APLAUSOS
viernes 21 de mayo de 2010

Aunque hubo toros de buena condición, la falta de chispa de la corrida de Ibán imposibilita el éxito de la terna. Lo mejor de la tarde fueron las estocadas con las que despachó a su lote Eugenio de Mora y algún pasaje al natural al segundo de Serafín Marín, que hizo el paseíllo con senyera y barretina.

VEA EL VIDEO RESUMEN DEL FESTEJO

La tarde se quedó a medio gas. De toros y de toreros. La corrida de Baltasar Ibán, bien presentada, no sacó la movilidad, casta y fiereza que se esperaba de ella y, aunque saltaron ejemplares nobles y de manejable condición, su falta de chispa dio al traste con el espectáculo.

Lo mejor corrió a cargo de Serafín Marín al segundo, que a punto estuvo de mandarle a la enfermería nada más abrirse de capa, cuando el toro le desarmó y el torero se confió en un quiebro que por su ajuste a punto estuvo de costarle muy caro. Con ese animal, manso en los primeros tercios pero que rompió a embestir en la muleta, el catalán cuajó los mejores muletazos de la tarde toreando sobre la mano izquierda. Hubo altibajos en la faena y, tras estocada ligeramente caída, saludó una ovación. El salpicado que hizo quinto, abierto de pitones, se vino pronto abajo y Serafín lo intentó en vano.

Eugenio de Mora también pechó con dos animales nobles pero que no terminaron de romper. Con ambos anduvo templado y profesional y lo mejor de su actuación llegó manejando la espada, con la que firmó dos estocadas soberbias.

Luis Bolívar tampoco pudo enderezar la primera de las dos actuaciones que tiene comprometidas en la feria con dos animales que carecieron de la movilidad que exige la afición de Madrid para echar cuentas a lo que pase en el ruedo. Mató a su lote con solvencia pero el silencio se apoderó del ambiente al término de sus dos turnos.

Madrid, 20 de mayo de 2010. Toros de Baltasar Ibán, bien presentados, faltos de chispa y transmisión y a menos en el último tercio. El mejor fue el 2º, que manseó en varas pero rompió a embestir en la muleta. EUGENIO DE MORA: Ovación con saludos en ambos; SERAFÍN MARÍN: Ovación con saludos y silencio; LUIS BOLÍVAR: Silencio en los dos. Entrada: Lleno.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

LA MEDIA

Roca Rey, el enemigo a batir

Roca Rey, el enemigo a batir

El peruano echó una tarde sensacional en Sevilla con la corrida de Victorino que muchos no quisieron ver pero el sol no se puede tapar con un dedo

Cargando
Cargando
Cargando