FERIA DE LA PEREGRINA

Abellán y El Fandi enloquecen al público de Pontevedra

Ambos pasean tres trofeos en un festejo en el que Padilla obtuvo un apéndice del cuarto
José María Muñoz
domingo 10 de agosto de 2014

GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO

Miguel Abellán y El Fandi, con tres orejas cada uno en su esportón, han abierto la puerta grande de la plaza de toros de Pontevedra. Completaba el cartel Juan José Padilla, que no se fue de vacío y tocó pelo ante su segundo astado de una corrida de Santiago Domecq muy bien presentada y de buen juego.

Abellán cortó las dos orejas del quinto, al que paró con verónicas rodilla en tierra para seguir luciéndose con el capote por chicuelinas y faroles en el quite. Brindó a sus compañeros de terna en larga y emocionada plática antes de instrumentar una faena en la que citó de lejos y toreó a gran nivel sobre ambas manos bajo los compases del pasodoble “Luna de España”. Los desplantes y adornos finales terminaron de caldear los tendidos, que estallaron cuando mató de estoconazo hasta la bola.

Logró una oreja del segundo, al que saludó con dos largas cambiadas de rodillas y una serie de verónicas rematadas con otra larga cambiada de hinojos. Fue éste otro animal distraído y sin fijeza aunque de mejor condición que el que abrió plaza. Descalzo y en el centro del ruedo, el madrileño se lució en series por ambos pitones, matando de estocada casi entera algo trasera.

Un trofeo logró El Fandi del tercero, al que recibió con dos largas cambiadas y verónicas antes de ser desarmado. Tras quitar por chicuelinas -rematando con un precioso lance de rodillas- clavó un primer par de banderillas de poder a poder, un segundo corriendo para atrás y un tercero al violín saliendo del estribo. Se oyeron gritos de ¡Fandi, Fandi! en los tendidos. El granadino brindó al público su faena, prologada con muletazos de rodillas al hilo de las tablas y seguida con derechazos, naturales, molinetes y adornos de hinojos. La estocada cayó en lo alto, tiró al toro sin puntilla y se llegó a pedir el segundo apéndice.

Fandi logró las dos orejas del sexto, al que le ganó terreno a la verónica hasta abrochar con buena media en los medios. Galleó por chicuelinas para llevar al toro hasta el caballo, clavando tres pares de poder a poder, el segundo arrancando desde el estribo y el tercero sentado en él. Brindó al público, empezando de rodillas y alternando acto seguido las series por los dos pitones. Largo y profundo resultó el toreo al natural. El epílogo fue a base de adornos preciosos y un estoconazo sin puntilla. Se oyó de nuevo el grito de ¡Fandi, Fandi!

Juan José Padilla cortó una oreja del cuarto y se le pidió con fuerza la segunda. Como sus compañeros, arrancó con larga cambiada rodillas, verónicas y media. Flojeó el toro en el primer tercio, en el que se lució el jerezano por chicuelinas. “De amigo a amigo”, le dijo el torero en el brindis a Manolo Caballero, presente en una barrera. Empezó Padilla con muletazos sentado en el estribo, descalzándose para torear por los dos pitones. Tras los naturales a pies juntos cerró con manoletinas y circulares, abrochando todo con una estocada arriba.

Padilla fue ovacionado tras lidiar al primero. Lo recibió con verónicas y banderilleó con soltura -primero de poder a poder, después arrancando desde el estribo y al violín como conclusión del tercio- antes de brindar al público una labor iniciada con doblones. El toro, muy distraído, se salía de la suerte en cada muletazo, por lo que los intentos del matador fueron en balde. Mató de media estocada algo trasera.

Pontevedra, 10 de agosto de 2014. Toros de Santiago Domecq, excelentes de presentación y juego, destacando 5º y 6º. Juan José Padilla, ovación con saludos y oreja con petición de la segunda; Miguel Abellán, oreja con leve petición de la segunda y dos orejas; y El Fandi, oreja con petición de la segunda y dos orejas. Entrada: Casi tres cuartos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando