AVANCE DEL ESPECIAL APLAUSOS
Sevillanito, nº 50, de Adolfo Martín, estaba reseñado para Las Ventas. Este es su trapío ahora mismo. Foto: Templaíto.Sevillanito, nº 50, de Adolfo Martín, estaba reseñado para Las Ventas. Este es su trapío ahora mismo. Foto: Templaíto.

Adolfo Martín: “Quiero mucho a la ganadería, pero por ella no quiero arruinar mi vida”

Redacción APLAUSOS
miércoles 06 de enero de 2021
“Hubo muchos empresarios que se taparon, algunas figuras que no quisieron torear para no bajar su caché. Ahora parece que han reaccionado y piensan que si volvemos a estar escondidos, lo estaremos por mucho tiempo”, se sincera el ganadero en una entrevista sin tapujos sobre la situación del campo bravo.

Adolfo Martín es uno de los protagonistas que analiza la situación de la cabaña brava en el reportaje de campo firmado por nuestro compañero Jorge Casals en la revista APLAUSOS Especial Temporada 2020 que ya está en todos los quioscos. Su testimonio es desgarrador y un claro ejemplo de la difícil situación por la que están atravesando los ganaderos, los grandes damnificados de esta pandemia.

Le esperaba un principio de temporada apasionante con grandes compromisos que se truncó de inmediato. Superó el coronavirus y después de 40 días sin visitar la finca, cuando ya pudo poner pie en Los Alijares tomó una decisión clave para la supervivencia de la ganadería: “Salió hierba hasta en los tejados y eso nos dio muchísima vida, ya que tiramos los cuatreños al campo, por lo que hubo un ahorro en pienso. Cuando uno tiene una ganadería tan buena en pastos, en situaciones así el ahorro económico es vital. Gracias a ello hemos aguantado”, expone Adolfo.

Soltó al campo unos 70 toros, la camada de cuatreños, salvo las corridas que tenía cerradas para algunas ferias, que siguen todavía apartadas en sus respectivos cercados: “Ahí está la de la reaparición de Talavante en Madrid, que es un corridón de toros; es de las corridas más serias y fuertes que he tenido, y muy buena, baja. Los tres toros que había apartados para la reaparición de Talavante en Arles siguen ahí. La corrida reseñada para Mont de Marsan, que la iban a matar Emilio de Justo y Castella, también permanece en su cercado”, explica.

Adolfo fue uno de los que pudo lidiar en tiempos de pandemia. De hecho, sus toros fueron los primeros que pisaron una plaza tras el confinamiento. “Yo estuve en contra desde el minuto uno de esa postura conservadora de no dar toros, había que mantener la Fiesta viva. Hubo muchos empresarios que se taparon, algunas figuras que no quisieron torear para no bajar su caché. Ahora parece que han reaccionado y piensan que si volvemos a estar escondidos, lo estaremos por mucho tiempo”.

Adolfo se emociona al recordar al compañero Borja Domecq y saca a colación en la entrevista una reflexión que mantuvo con el ganadero gaditano sobre el futuro de la ganadería: “¿Nos hipotecamos los ganaderos hasta los ojos? Entonces el paso siguiente si vienen malos tiempos ya sería la ruina. Yo quiero mucho a la ganadería, pero por ella no quiero arruinar mi vida, por eso hay que buscar muchas alternativas para sacarla adelante”.

Sus planes para esta temporada, las duras medidas que está tomando en tiempos tan difíciles, las corridas que tiene preparadas en el campo así como las fotos de los toros que siguen sin lidiarse y que lucen un excelente trapío, lo puede disfrutar en un amplio reportaje en la edición impresa de APLAUSOS, un número de colección imprescindible para cualquier aficionado.

LEA EL REPORTAJE COMPLETO EN SU REVISTA APLAUSOS HACIENDO CLICK AQUÍ

TAMBIÉN DISPONIBLE EN AMAZON HACIENDO CLICK AQUÍ

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

FRANCIA

Fernando Adrián, suma y sigue en Bayona

Fernando Adrián, suma y sigue en Bayona

El madrileño cortó tres orejas, saliendo por la puerta grande, en una corrida interesante pero falta de transmisión; ovacionado Manuel Escribano, que marró con los aceros faenas de voluntad y entrega

Cargando
Cargando