REPORTAJE

Creados para triunfar

Rocío Fernández
sábado 27 de noviembre de 2021
Son pura artesanía. Verdaderas obras de arte. En muchas ocasiones, es el recuerdo que perdura tras una primera vez en una plaza de toros. Lo que más impacta. Los vestidos de torear o trajes de luces son esa segunda piel del matador que sin hablar suelen describir a la perfección a quien los luce. Aunque mantienen estructuras muy defi nidas, la evolución también pasa por ellos. Nuevos colores, dibujos, bordados… Un guiño a la coquetería y, por qué no, a las nuevas tendencias que marcan el sello más personal de su portador.
Verlos lucir en el ruedo es un verdadero espectáculo. El binomio que componen junto a los propios toreros genera un paisaje de belleza de lo más singular. Los trajes de luces han sido a lo largo de la historia fuente de inspiración no solo de reputados sastres taurinos sino también…

Este contenido está protegido para usuarios registrados

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando