FERIA DEL TORO

Dávila y Miura, últimos nombres de los Sanfermines

El sevillano, que reaparecía puntualmente, cortó la única oreja y mostró lo mejor de su tauromaquia frente al lote de mayores opciones de la miurada
Íñigo Crespo
jueves 14 de julio de 2016

Severo esfuerzo de Rafaelillo, quien como Castaño dio una vuelta al ruedo tras negarle el palco una oreja.

VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

FOTOS DE JAVIER ARROYO DEL FESTEJO

FOTOS DEL SUSTO DE DÁVILA DE MIURA

LA OPINIÓN DE PACO MORA: "La pifió el de la chistera"

Fotos: JAVIER ARROYO

Hoy como ayer. Eduardo Dávila Miura volvió puntualmente a escena y entendió perfecto a su primer oponente, un toro cárdeno y largo, de buena condición y nobleza al que toreó con temple y pausa. Ni un tirón de más. Ni uno de menos. Series cortas. Faena de poso y sabiduría. Buena estocada, haciendo la suerte muy despacio. Oreja.

Brilló de nuevo el clasicismo, la serenidad y el asiento de Dávila Miura frente al quinto, que fue otro toro de buena conducta, con buen pitón izquierdo. El sevillano brindó la faena a su tío Antonio Miura. Cuajó una labor impecable de técnica y precisión. Sufrió un susto en el inicio de la labor por el lado derecho al meterse el toro por dentro. Aunque le arrancó el chaleco del feo pitonazo, el trance no tuvo mayores consecuencias. Los mejores pasajes de la faena surgieron por el lado izquierdo, por donde toreó largo y con buen trazo. De acertar con la espada hubiese obtenido premio tangible. Saludos tras dos avisos.

Valentía y superación de Rafaelillo frente al deslucido cuarto, toro de escaso recorrido y pujanza al que el murciano buscó las vueltas con gran determinación. Encomiable actitud, pisando los terrenos del animal con pundonor. Dio la cara Rafaelillo, que se vació. Mucha firmeza. Por encima del toro a base de aguantar. Estocada. Incomprensible decisión del palco de negar una oreja con petición suficiente. Vuelta al ruedo tras petición fuerte.

Largo, serio, colorado el primer miura. El toro cumplió en varas y desarrolló complicaciones en la muleta de Rafaelillo, que estuvo firme y muy entero. Trató de ganarle la acción en una sincera porfía. Acrecentó el sentido el animal a medida que avanzaba la lidia. Estocada final. Saludos.

Esfuerzo de Javier Castaño con el tercero, que fue un toro que pareció blandear en el segundo tercio y que en la media altura tuvo movilidad y exigió. Oficio y solvencia del salmantino, que extrajo muletazos limpios en una faena de entrega. Estocada y descabello. Vuelta al ruedo tras petición.

Complicado y áspero el miura que cerró feria, un toro duro, de escaso recorrido y que se defendió por arriba con genio. No tuvo opción Javier Castaño, que cumplió con oficio y diligencia. Silencio.

Pamplona, jueves 14 de julio de 2016. Última de San Fermín. Toros de Miura, bien presentados, variados de hechuras y pelajes y desiguales de juego. Los mejores, 2º y 5º, especialmente el 2º. El resto, complicados en distintos grados. Rafael Rubio "Rafaelillo", saludos y vuelta al ruedo tras fuerte petición; Eduardo Dávila Miura, oreja y saludos tras dos avisos; y Javier Castaño, vuelta al ruedo tras petición y silencio. Entrada: Lleno. Saludó en banderillas Fernando Sánchez tras parear al sexto.