EL RINCÓN DE LA FTL

Espartinas como paradigma de un populismo zafio

Fernando Gomá
martes 16 de febrero de 2021
"Desde la FTL vamos a asegurarnos de que en el Ayuntamiento de Espartinas quede muy claro lo que significa el Estado de Derecho y la obligación de los políticos de sujetarse a las leyes"

La historia es conocida: en Espartinas el teniente de alcalde José María Calado negó al banderillero Agustín de Espartinas el uso del pabellón municipal para practicar toreo de salón, por la razón fundamental de que al teniente de alcalde no le gusta su profesión, dado que es profundamente antitaurino.

Y, para rematar la faena, declaró que en su ideología política no tiene cabida la tauromaquia, así como que, mientras estuviera en el Ayuntamiento, no se autorizaría ningún tipo de espectáculo taurino.

Cuando Calado niega el uso del pabellón, lo que en realidad está diciendo es: aunque seáis buenos ciudadanos de Espartinas, paguéis vuestros impuestos y contribuyáis a los gastos municipales, si sois taurinos os voy a negar el uso de los servicios públicos que vosotros mismos sostenéis con vuestro dinero, porque a mí no me gusta ni vuestra profesión ni vuestra afición, así que me dan igual vuestros derechos

Todo ello merece varios comentarios. Cuando el ínclito Calado niega el uso del pabellón, lo que en realidad está diciendo es: aunque seáis buenos ciudadanos de Espartinas, paguéis vuestros impuestos y contribuyáis a los gastos municipales, si sois taurinos os voy a negar el uso de los servicios públicos que vosotros mismos sostenéis con vuestro dinero, porque a mí no me gusta ni vuestra profesión ni vuestra afición, así que me dan igual vuestros derechos. Así de grave es, al mismo nivel que si se hubiera negado el acceso a extranjeros porque al político de turno no le gustan los extranjeros.

Querer como responsable público imponer esa ideología por encima de las leyes y la jurisprudencia, es de un populismo paleto y zafio, y lindante con la infracción legal

Por otra parte, si en la ideología de este sujeto no cabe la tauromaquia, es un problema suyo particular, que a los demás no nos importa. Pero querer como responsable público imponer esa ideología por encima de las leyes y la jurisprudencia, es de un populismo paleto y zafio, y lindante con la infracción legal (recordemos el caso de Villena y que su ex alcalde ha sido querellado por la Fundación por prevaricación administrativa). Tras sucesivas sentencias judiciales, está muy claro que los Ayuntamientos carecen de competencias para autorizar o denegar la tauromaquia, por ser patrimonio cultural. Es más, que como poderes públicos están obligados legalmente a ejercer acciones de salvaguarda como cultura que es.

Los Ayuntamientos carecen de competencias para autorizar o denegar la tauromaquia, por ser patrimonio cultural. Es más, que como poderes públicos están obligados legalmente a ejercer acciones de salvaguarda como cultura que es

Desde la Fundación Toro de Lidia vamos a asegurarnos de que en el Ayuntamiento de Espartinas quede muy claro lo que significa el Estado de Derecho y la obligación de los políticos de sujetarse a las leyes, y como acción afirmativa adicional, con un componente educativo, vamos a solicitarle el uso de la plaza de toros para actividades taurinas.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

FERIA DE LA MAGDALENA

Borja Jiménez y Victorino, el romance sigue en Castellón

Borja Jiménez y Victorino, el romance sigue en Castellón

La historia es conocida: en Espartinas el teniente de alcalde José María Calado negó al banderillero Agustín de Espartinas el uso del pabellón municipal para practicar toreo de salón, por la razón fundamental de que al teniente de alcalde no le gusta su profesión, dado que es profundamente antitaurino. Y,…

Este contenido está protegido para usuarios registrados

Cargando