Manzanares: “Torear en la Maestranza es un regalo de Dios”

"No pensé que la tarde se me fuera a hacer tan dura", afirma el alicantino sobre su actuación en solitario en Sevilla
Redacción APLAUSOS
miércoles 17 de abril de 2013

“El toro de Victorino lo vi muy malo”

“Ahora disfruto toreando más vertical”

“La tarde del viernes será bonita para el aficionado”

No pensé que la tarde se me fuera a hacer tan dura. Detalles de sensibilidad como el que tuvo la afición conmigo antes de que saliera el sexto no los he visto en otros sitios más que en Sevilla. A mí particularmente me tocan la fibra, me llegan muy adentro y por eso siempre he dicho que torear en la Maestranza es un regalo de Dios“. Son palabras pronunciadas anoche por José María Manzanares en el Carrusel Taurino de Radio Andalucía Información en torno a su actuación en solitario del pasado sábado en la Maestranza.

El alicantino expresaba en la charla con Juan Ramón Romero: “Los toros estaban remirados por nota, por hechuras… todo se había mirado mucho para que fuera una tarde bonita, y luego fue dura. La preparación que he llevado ha sido muy fuerte, muy intensa, pero en el fondo tardes como la del sábado hay que afrontarlas como una tarde normal. Cuando te generas expectativas las cosas no siempre suceden como te las imaginas y te vienes abajo. Hay que prepararse física y mentalmente como el que más, pero dejar que las cosas vayan viniendo“.

El torero, cuestionado por el juego del toro de Victorino Martín, manifestaba: “Yo lo vi muy malo. Quitando una tanda por el lado izquierdo, que se dejó más, luego se orientó muy rápido y para matar me tapaba la salida. Lo vi, más que complicado, que apenas se le podían pegar muletazos. Él no pegaba puntada sin hilo, cuando estaba delante de él no dejaba de mover las orejas, estaba pendiente de todo lo que ocurría a su alrededor“.

Manzanares señalaba: “Muchos de los pensamientos malos que me venían eran sobre esa necesidad de cortar orejas. Y como no venían… Cuando te olvidas de todo y te dedicas sólo a sentir y a disfrutar, a sentir tú el toreo, es cuando todo sale. Lo fundamental en esta profesión es sentir y transmitir lo que sientes“.

Asimismo, comentaba el afinamiento que está experimentando su tauromaquia hacia un toreo más vertical: “Es lo que más estoy trabajando. Toreando de salón mi toreo va evolucionando así, ahora como más disfruto es toreando de esa manera, un poquito más vertical, aunque depende del toro que tenga delante, claro. Los toreros según cumplen años de alternativa van cambiando su forma de interpretar el toreo hacia un asentamiento y un poso y una tranquilidad especiales“.

Sobre el compromiso que le queda en la feria -el próximo viernes con la corrida de Victoriano del Río y con El Juli y Antonio Nazaré en el cartel- y acerca de la rivalidad que sostendrá con sus compañeros, sobre todo con el madrileño, expresaba: “Más que competencia, intentaré estar a gusto y disfrutar. Qué voy a decir yo de Julián, está enorme, lo del Domingo de Resurrección lo disfrutamos todos muchísimo. Le ves y disfrutas, cómo se siente, lo que transmite, pero no me gusta tratar el mundo del toro como competencia, no es algo estadístico para mí… Lo que sí siento es que si él ha estado bien yo también lo quiero estar. La del viernes, si Dios quiere y los toros ayudan, será una tarde bonita para el aficionado“.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando