www.aplausos.es

CORRIDAS GENERALES

Toreo caro de Curro Díaz con desrazada victorinada en Bilbao

El linarense brilla con la mano izquierda frente al primero y deja exquisiteces frente al quinto

jueves 25 de agosto de 2016, 18:05h

Fotos: ARJONA

Todo sabor y gusto fue la faena de Curro Díaz al toro que abrió la tarde en Vista Alegre. Frente a un noble pero descastado animal de Victorino Martín, el linarense manejó al animal con una suavidad y una armonía natural que se plasmó en un manojo de naturales excelentes. Mucho más torero que toro. La faena, brindada a Manuel Escribano, la remató de media estocada.

Fue silenciado tras estoquear al segundo de su lote tras una labor presidida por la seguridad y la suficiencia ante un toro deslucido y carente de entrega con el que anduvo fácil. Sin opciones Curro Díaz, que aplicó paciencia por extraer muletazos.

Curro Díaz derramó calidad y gusto frente al quinto, un toro noble al que le cuajó muletazos bellos y compuestos. Golpes de entidad y crisol del jienense, que supo templar a su oponente y lograr muletazos templados. Claves los tiempos y el no obligar al toro para que el burel tuviese ese comportamiento, puesto que de no aplicarle esa sutileza el animal no hubiese tenido el mismo comportamiento. El toro nunca acabó ni de entregarse ni de rebosarse y la nobleza fue bien administrada por el diestro, que acertó a torear con limpieza y fibra sin obligar. Estoconazo final. De manera incomprensible se dividieron las opiniones en el momento en que el diestro quiso corresponder a la ovación que le dedicó la mayoría de la plaza.

Buena condición tuvo el segundo, que empujó en el primer puyazo y sacó nobleza por el pitón derecho. Toro con prestaciones al que Paco Ureña -que brindó su faena a Manuel Escribano y Curro Díaz- toreó con reposo y asiento aunque sin que su labor llegara a prender en los tendidos. Hubo una buena tanda de inicio sobre la mano derecha y continuó firmando un trasteo con muletazos sueltos de buena factura. Saludó una ovación tras una estocada y dos golpes de descabello.

No rompió tampoco el cuarto, un toro noble aunque bajo de raza con el que Paco Ureña puso mucho empeño, tratando de templarlo y tirar de él. Labor de buena actitud que no tuvo refrendo con los aceros.

Deslucido el sexto, que sacó aspereza y se quedaba corto por los dos pitones. Afanoso Paco Ureña, que lo manejó con facilidad pero sin brillo. Silencio.

Bilbao, jueves 25 de agosto de 2016. Sexta de las Corridas Generales. Toros de Victorino Martín. Bien presentados, variados de hechuras, serios. Nobles, desrazados y de escaso juego. El de mejor juego, el 2º; y el más áspero y complicado, el 6º. Curro Díaz, ovación con saludos, silencio y división de opiniones; Paco Ureña, ovación con saludos, silencio y silencio. Entrada: Dos tercios.