www.aplausos.es

CÉRET (FRANCIA)

Máxime Solera y Universal, protagonistas de la matinal

El francés perdió la oreja por la espada en el sexto, que fue premiado con la vuelta al ruedo; ovación y fuerte voltereta para García Navarrete con una exigente novillada de Raso de Portillo

Fotos: LAURENT DELOYE

Mario Palacios fijó rápidamente con el capote al primer novillo de Raso de Portillo. En banderillas, se desmonteró Fernando Sánchez y, con la muleta, Palacios empezó con la diestra ante un novillo que se colaba por ese pitón. Cambió a la zurda y se defendía pegando derrotes. Además, se apagó la faena por falta de transmisión del novillo. Falló el extremeño con la tizona y fue silenciado.

El cuarto se quedó parado enseguida, al que Fernando Sánchez dejó otro gran par de banderillas. Mario Palacios lo intentó pero el novillo se colaba por el derecho. Por el izquierdo, parado, se defendía. Así, el extremeño anduvo desconfiado con él, sin ajustarse. Por el derecho mereció más apuesta. Pinchó y tuvo que tomar el descabello. Silencio.

Mucha presencia de salida tuvo el segundo para García Navarrete, que empezó la faena con doblones muy bien compuestos y que aprovechó las buenas cualidades del novillo, principalmente por el derecho. Sin embargo, con la izquierda el utrero fue más protestón y Navarrete supo dominarlo con capacidad. Lástima que pinchara varias veces antes de la estocada. Ovación con saludos.

En el quinto, García Navarrete sufrió una aparatosa voltereta. Había dejado muletazos sueltos con la zurda y con la diestra no llegó a confiarse. En un momento de descuido, en un desplante, el novillo hizo por él y le propinó el golpe. Fue enseguida trasladado a la enfermería de la plaza y fue Mario Palacios quien tuvo que estoquear al animal. Silencio. Las informaciones desde la enfermería indicaron que había sufrido un fuerte golpe sin consecuencias graves.

Se la jugó el francés Máxime Solera en el tercero, recibiendo al novillo a porta gayola, que precedió a una buena labor capotera. En el muleta, el bien presentado novillo mostró signos de flojera y se defendía en los muletazos del francés, que aguantó derrotes y la cara alta de su oponente con valor y mando. Mató de una estocada entera tendida. El novillo tardó en caer y tuvo que descabellar. Ovación con saludos.

De nuevo a porta gayola se fue Máxime Solera en el sexto, al que Gabin Rehabi desarrolló un excelente tercio de varas, mostrando las cualidades de bravura del animal. Máxime Solera apostó por el novillo, que tuvo mucha entrega, clase y prontitud. Esas cualidades le permitieron al francés expresar firmeza y gusto en los muletazos. Con la izquierda, fue arrollado or el novillo y sufrió una fuerte voltereta sin consecuencias. Le pudieron las ganas y el arrojo para rematar una buena labor pero, por desgracia, falló con los aceros y dejó una estocada caída que le hizo perder el trofeo. Dio una vuelta al ruedo muy ovacionada y el novillo fue reconocido de la misma manera.

Así, fue reconocido Gabin Rehabi como mejor picador del festejo y al sexto novillo, de nombre Universal, herrado con el número 33, de Raso de Portillo, como mejor novillo.

Céret (Francia). Sábado, 15 de julio. Matinal. Novillos de Raso de Portillo, exigente. Hubo novillos con clase pero destacó el 6º por bravo y noble, premiado con la vuelta al ruedo De nombre Universal, nº 33. Mario Palacios, silencio en ambos y en el que mató por García Navarrete; García Navarrete, ovación con saludos y volteado; y Máxime Solera, ovación con saludos y vuelta al ruedo. Entrada: Lleno. Tras parear al primero, se desmonteró Fernando Sánchez.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti