www.aplausos.es

AZPEITIA.- FERIA DE SAN IGNACIO

Puerta grande de Perera y vuelta al ruedo al toro Hostelero

Perera logró cuajar el mejor toro del encierro que tuvo un 4º también bueno; Curro Díaz cortó una oreja y resultó volteado y finalmente, Roca Rey se fue de vacío

Fotos: JAVIER ARROYO

Arreado salió Miguel Ángel Perera ante el quinto de la tarde, cuajando un excelente recibo de capa a la verónica lleno de poder, gusto, mando y torería. Bravo el toro desde que saltó al ruedo, protagonizó un segundo tercio vibrante en el que se lucieron los toreros de plata Curro Javier y Guillermo Barbero, obligados a saludar tras parear al fuenteymbro. Fue el toro del festejo, galopón y pronto en los cites, codicioso, con celo de bravo, de nombre “Hostelero” -el toro de Ricardo Gallardo- que fue un torrente de bravura y buenas condiciones, entre las cuales destacaron la humillación y su repetición incansable en las acometidas. Tuvo ritmo, fijeza y buen son, lo que hizo que Perera cuajase una gran faena, completa por ambos pitones, intensa, de gran nivel desde sus primeros compases que vino rubricada por una gran estocada. Murió el toro de Fuente Ymbro haciendo honores su bravura y recibió una vuelta al ruedo póstuma, siendo premiado su matador con las dos orejas. Antes, con el tercero del festejo, Miguel Ángel Perera anduvo importante -por técnico- en el inicio de faena. Trasteo poderoso, fundamentalmente sobre la mano diestra en el toreo en redondo ante un toro que tuvo mucho que torear y al que había que poderle con autoridad. Toreó con autenticidad Perera a pesar de lo incómodo que se puso el toro en los últimos compases del trasteo. Pinchazo y estocada muy caída, silenciándose su actuación. Miguel Ángel Perera tuvo que hacerse cargo de la lidia del primero por percance de Curro Díaz cuajando una faena valiente con tandas en redondo muy poderosas, rematada de pinchazo y estocada.

El otro protagonista de la tarde fue el diestro de Linares, Curro Díaz. En la tarde de su reaparición tras el percance sufrido en Manzanares, el miedo se apoderó de la plaza en el primer fuenteymbro de la tarde cuando tras los primeros doblones –poderosos- de muleta, el astado hizo por Díaz -tras pararse en la suerte- propiciándole una tremenda voltereta. Se quedó aturdido e inconsciente el diestro con un fuerte golpe en el cuello al caerse, y se lo llevaron en volandas los compañeros para ser trasladado a la enfermería. No reaparecería hasta el cuarto, cuando recuperado del percance volvió a la plaza para cuajar ante este toro de Fuente Ymbro un trasteo muy torero, enjundioso y pleno de puro arte. Toreo lento y despacioso, con mucho regusto y duende que encandiló al respetable. Lo cuajó sobre las dos manos hilvanando una obra en la que se maridó el toreo fundamental con el toreo de fantasía e inspiración. Una explosión de creatividad en estado puro llegando a torear con mucho desmayo, temple y suavidad. Estocada que dio paso a una oreja y petición de la segunda.

Completó cartel el peruano Roca Rey quien ante el segundo de la tarde toreó muy sentido y gustoso a pies juntos, abrochado con una media que puso al público de su parte. Continuó su fantasía de capote con un vistoso quite por chicuelinas muy toreras y con entrega. Brindó al público una actuación intensa en la que fue cuajando una faena donde sobre todo se mostró muy poderoso en el toreo en redondo. Hasta tres series sobre el pitón derecho llenas de mando, temple y mucho sentimiento ligadas a una serie de naturales preñados de temple y profundidad, fue el cénit de su actuación. Pinchó reiteradamente y recibió finalmente silencio. Con el que cerró el festejo Roca Rey quien volvió a cuajar una buena faena ante un buen toro de Fuente Ymbro. Los momentos más inspirados llegaron en el toreo al natural donde el diestro conectó con el público de una manera vibrante y entregada. Final de faena por manoletinas que fueron el pórtico a una media estocada. Recibió una ovación tras aviso.

Azpeitia (Guipúzcoa), sábado 29 de julio de 2017. 1er. festejo de la Feria de San Ignacio. Toros de Fuente Ymbro de excelente presentación. Destacaron 5º y 4º; complicado el 3º. Curro Díaz, cogido, oreja con petición de la segunda; Miguel Ángel Perera, ovación con saludos, silencio, dos orejas; Roca Rey, silencio y ovación tras aviso. Entrada: Casi lleno. El festejo ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo de un miembro de la comisión organizadora, Iñaki Olaizola. Se desmonteraron tras parear la bravo quinto los toreros de plata, Curro Javier y Guillermo Barbero. El quinto del festejo, de nombre "Hostelero", fue premiado con la vuelta al ruedo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti