www.aplausos.es

FERIA DE LA ALBAHACA

Antonio Ferrera, dos orejas, a hombros en Huesca

Enrique Ponce logró cortar un trofeo al que abrió plaza y Miguel Ángel Perera hizo lo propio con el sexto de la tarde

Fotos: JALLE AÑAÑOS

Con el que cerró plaza Miguel Ángel Perera se peleó en la faena de muleta buscando el triunfo y acompañar a hombros a Ferrera en el festejo de este sábado en Huesca. Tuvo que cuidar al toro con la muleta siempre a media altura logrando de este modo meritorias tandas de toreo por ambos pitones que agradó al público. Estocada entera y oreja con fuerte petición de la segunda.

Se la jugó ante el deslucido quinto de la tarde Antonio Ferrera, con genio y dificultades que ya descubrió en los primeros tercios de su lidia. Ante él, Ferrera cuajó un tercio de banderillas vibrante que puso a la plaza boca abajo en un esfuerzo por lograr el triunfo de una manera rotunda. Entregado en la muleta, Ferrera persiguió el triunfo jugándose el tipo entre los pitones, arriesgando y exponiendo con valor. Faena que gustó al público y que fue premiada con dos orejas y la consiguiente puerta grande.

Con el cuarto, nuevamente Ponce volvió a obrar el milagro de cuajar faena donde en principio no la había. No se aburrió el diestro y con paciencia, pulió el valenciano los defectos de un toro justo de raza y falto de fuerzas, al que tuvo que cuidar y medir en su entrega. Trasteo en el que con la muleta a media altura, con suavidad y temple, aprovechó lo poco que tenía el animal. Dominio, mando, suavidad y temple con un toro venido a menos a medida que transcurrieron los minutos. Meritoria actuación en la que exprimió todas las condiciones del astado. Petición de trofeo.

El tercero mantuvo desde el inicio una condición de manso con lo que resultó complicado para ser lidiado y lucido en la muleta. Ante él, Perera lo intentó por todos los medios con el toro aquerenciado y, posteriormente, cerrado en tablas en una actuación tesonera y esforzada. Lo intentó con el toreo de cercanías, en terrenos donde siempre se ha mostrado con seguridad pero nada pudo hacer ante la indiferente y anodina actitud del animal. Imposible el triunfo. Silencio.

No tuvo suerte con el segundo de la tarde Antonio Ferrera. Un toro bien presentado pero con las fuerzas justas. Descastado y desrazado en líneas generales, Ferrera intentó lucirse con el capote y también en el segundo tercio. Después con la muleta lo intentó por ambos pitones pero resultó imposible hacer faena. Silencio.

Aseado comienzo de capote de Enrique Ponce en el primero de la tarde. Ante un toro que no fue fácil en la muleta ya que derrotaba por el derecho y por el izquierdo tampoco fue mucho mejor el diestro cuajó un trasteo aprovechando las pocas condicioones del animal con la que llegó al último tercio. Trasteo en el que fue fundamental la colocación del diestro, de las telas y la distancia para llevarlo tapado en la muleta cuajar solo así algunos momentos brillantes en los que se gustó Ponce y agradó al público. Tardó en doblar el toro lo que no fue impedimento para que Ponce fuese premiado con una oreja.

Huesca, sábado 12 de agosto de 2017. Feria de la Albahaca. 3er. festejo de abono. Toros de Buenavista, bien presentados en líneas generales pero deslucidos en su mayoria con las fuerzas y la casta muy justas. Enrique Ponce, oreja y ovación tras petición; Antonio Ferrera, silencio y dos orejas; Miguel Ángel Perera, silencio y oreja. Entrada: Tres cuartos de aforo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti