www.aplausos.es

BEZIERS.- FERIA DE AGOSTO

Castella triunfa en casa

Firmeza y determinación del diestro galo que corta tres orejas a una corrida de Núñez del Cuvillo de escaso juego; Lea Vicens, en su presentación en esta plaza, pasea un trofeo y da una vuelta al ruedo

Fotos: DANIEL CHICOT / Video: FeriaTV

El primer toro de Bohórquez fue un animal noble y con movilidad en los primeros compases pero se paró en el tercio de banderillas. Lea Vicens, a lomos de Bético y Bazuka, instrumentó una faena de buen nivel, clavando cortas con Espontáneo y matando de un rejonazo un punto trasero que le valió para dar una vuelta al ruedo en su presentación en esta plaza. Cortó una oreja de su segundo, un toro tardo frente al que expuso primero montando a Bach, con el que clavó dos rejones de castigo. En banderillas, a lomos de Gacela y Bético puso dos pares notables al quiebro. Un pinchanzo hondo con espontáneo no fue impedimento para que el respetable premiara a la rejoneadora francesa.

SEBASTIÁN CASTELLA, TRES OREJAS

Abanto y distraído salió el primero de Núñez del Cuvillo para Sebastián Castella, que lo recibió a la verónica. El toro embistió sin clase y pese a ello el francés le enjaretó un quite por gaoneras. Le brindó el toro al párroco de la plaza, Yannick Casajus e inició la faena de rodillas en el centro de la plaza y una serie sobre la diestra templada ante un toro con movilidad pero que se fue apagando poco a poco. Al natural el toro no rompió pese a la firmeza de Castella. Parado y sin fijeza el animal, lo finiquitó el galo de una estocada arriba y algo trasera que le permitió cortar un trofeo.

El castaño tercero, descarado de pitones, lo recibió al hilo de las tablas con verónicas templadas. Entró en quites el sobresaliente Jeremy Banti por chicuelinas. Castella tuvo enfrente un toro falto de fijeza ante el que lo intentó pero la faena no tomó vuelo en ningún momento debido a la desrazada condición de su oponente.

Otro trofeo logró Sebastián Castella del quinto, un toro que si bien tuvo movilidad en los primeros tercios, no se acabó de emplear. Al hilo de las tablas el arranque de faena, llegó a la muleta sin fijeza ni fuerzas. A media altura el francés, lo trató con suavidad y mimo dentro de una labor rematada de estocada caída tras pinchazo.

El sexto, bien presentado, salió abanto y defendiéndose en el capote de Sebastián Castella. Manseó además en los primeros tercios. Deslucido el toro, arreó más que embistió, punteando los engaños. Distraído y sin clase. Castella puso todo de su parte, mostrándose por encima de las condiciones del toro y logrando muletazos de mérito como una serie sobre la diestra dentro de una faena larga en la que llegó a escuchar un aviso antes de tomar la espada. Mató de una estocada caída y cortó una oreja.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti