www.aplausos.es

FERIA DEL CABALLO

Los tres caballeros, por la puerta grande en Jerez

Gran tarde de Pablo Hermoso de Mendoza, que corta cuatro orejas y abandona el coso en volandas junto a su hijo Guillermo -dos trofeos del sexto- y Fermín Bohórquez

jueves 10 de mayo de 2018, 20:34h

Fotos: ARJONA

El primero fue un toro muy noble. Fermín reapareció en perfectas condiciones, como si continuara en activo. Colocó un rejón de castigo, banderillas sobre Lío y dos pares a dos manos sobre Melero. Labor clásica que remató de un rejón de muerte. Una oreja.

El segundo también fue noble aunque se frenó mucho en la lidia. Pablo Hermoso colocó un rejón de castigo y lució en banderillas a dos caballos nuevos, Extraño y Gaiato, con los que estuvo brillante. Clavó las cortas con Hiato y mató de un rejón de muerte. Dos orejas.

Guillermo Hermoso, hijo de Pablo, lidió por delante un novillo de Bohórquez mansito pero encastado. El joven caballero montó caballos de la cuadra del padre como Napoleón y Disparate. Mostró que es un buen caballista y que domina las suertes. Con Jabugo colocó las cortas, precisando de dos rejones de muerte y tres descabellos. Ovación.

El cuarto fue otro toro noble aunque apagado al final. De nuevo se lució Fermín con un rejoneo clásico citando de largo y clavando con acierto. Se lució en banderillas y en las cortas. Desde el tendido le cantaron fandangos antes de matar de dos rejones de muerte. Una oreja.

Buen toro el quinto, al que Pablo cuajó con Berlín y Dalí, con un tercio de banderillas memorable. Mató de un rejón de muerte. Dos nuevas orejas.

El novillo sexto fue muy flojo y dio varias costaladas en la lidia. Todo voluntad, Guillermo se lució sobre Ícaro y colocó pares a dos manos de las cortas. Mató a la segunda y cortó las dos orejas.

Jerez, jueves10 de mayo de 2018. 1ª de la Feria del Caballo. Cuatro toros y dos novillos (3º y 6º) de Fermín Bohórquez. De buen juego. El mejor, el quinto. Fermín Bohórquez, oreja en ambos; Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas; y Guillermo Hermoso de Mendoza, ovación y dos orejas. Entrada: Tres cuartos. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ángel Peralta.