www.aplausos.es

FERIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Pletórico y poderoso De Justo, tres orejas ante los de Victorino en Burgos

José Ignacio Ramos cortó un trofeo del cuarto en su vuelta a los ruedos con motivo de sus 25 años de alternativa; Ureña dejó su impronta sin posibilidad de cortar orejas

domingo 01 de julio de 2018, 19:34h

Fotos: COLISEUM BURGOS

El primero de la tarde, negro entrepelado, fue recibido con el capote por José Ignacio Ramos sin poder lucirse. El toro apretó hacia los adentros y entró dos veces al caballo con la cara a media altura. Con complicaciones en su embestida, José Ignacio lo intentó someter en los medios. Fue toro que siempre supo lo que se dejaba atrás y que, además, acusó falta de fuerzas. Muy complicado. Metisaca y entera trasera con descabello.

Más armónico de hechuras, bajito, fue el segundo de Victorino Martín. Humillaba con clase y lo recibió Ureña a la verónica, encajando la figura y rematando con una media. Recibió un puyazo y venido a más el toro, se pudo ver un buen segundo tercio. Brindó Ureña el toro a José Ignacio Ramos y tras ello comenzó la faena directamente al natural. Complicado el toro, Ureña le robó derechazos de mucho mérito en los medios. Acortó el de Victorino su embestida y desarrolló sentido y cuando Ureña se echó la muleta a la zurda ya resultó complicado el lucimiento. Terminó metido entre los pitones en un esfuerzo que no terminó de llegar al tendido. Remató con desacierto con los aceros.

Recibió Emilio de Justo al tercero toreándolo a la verónica, muy lucidas, de buen trazo, con las que meció la embestida del de Victorino. Extraordinario par de Ángel Gómez, que saludó tras el segundo tercio. Brindis de De Justo a José Ignacio Ramos y comienzo de trasteo por el pitón derecho toreando en redondo y arrancando las primeras palmas del público. A más en intensidad la actuación, por el pitón izquierdo De Justo cuajó naturales con mucho gusto a pesar del remate del toro, en cada pase, siempre con la cara por arriba. La tanda de toreo en redondo final fue de exposición y mucho valor, de total entrega, que lo llevó hasta rematar de una estocada entera rodando el toro sin puntilla.

El cardeno cuarto fue recibido por Ramos a la verónica. Sin mucho lucimiento en el caballo y con complicadiones con el segundo tercio el torero de la tierra brindó a su plaza comenzando su faena con doblones. Protestó el toro por el pitón izquierdo echando la cara arriba. Mostró la raza propia del encaste albaserrada y al mismo tiempo se estiró Ramos en el toreo en redondo con enorme mérito en el mismo platillo. Toro noble que se revolvía rápido al final de cada muletazo pero que le sirvió para cortar una orejas tras una estocada precedida de un pinchazo.

No pudo lucirse Ureña en el recibo de capa al quinto de la tarde aunque bregó por sometelo para enseñarle a humillar desde salida. Ureña lo puso en el caballo recibiendo un puyazo. Desconcierto en el segundo tercio y con un toro por definir, comenzó Ureña toreando en redondo ante la dificultad del toro porque siempre hizo hilo con el torero. Buenos fueron los naturales aunque no terminaron de romper en un público agradecido que premió al torero de Lorca con una ovación obligándole a saludar desde la raya.

El sexto que cerró plaza fue un negro entrepelado que De Justo recibió por verónicas rematadas con una serpentina. Entró al caballo siempre embistiendo con la cara arriba y cabeceando. Quitó por verónicas De Justo y en banderillas se desmonteró Morenito de Arlés tras firmar un buen par. Comenzó su faena por doblones y para seguir en redondo con poder, entrega y mucha firmeza que hizo que arrancase la música acmpañando la faena. Enendió el toro y sus terrenos y supo mantener el tiempo y el tempo toreando largo y profundo. Extraordinaria resultó una tanda en redondo que remató con el pase del desprecio. Después también se lució al natural toreando al de Victorino en los medios a pies juntos y dando el pecho. Estoconazo.

Burgos. Domingo 1 de julio de 2018. Feria de San Pedro y San Pablo. Toros de Victorino Martín para José Ignacio Ramos, ovación y oreja; Paco Ureña, silencio y ovación con saludos; Emilio de Justo, oreja y dos orejas. Entrada: Casi tres cuartos de plaza. José Ignacio Ramos recibió el homenaje de la afición por sus 25 años como matador de toros. Ángel Gómez saludó tras el segundo tercio del tercero de la tarde y lo propio hizo Morenito de Arlés tras firmar un buen par en el que cerró plaza.