www.aplausos.es

FERIA DE SAN FERMÍN

A hombros Francisco de Manuel, premio a la fe en Pamplona

El madrileño desorejó por partida doble al sexto de una tarde en la que Alfonso Cadaval y Toñete pasearon sendos trofeos

jueves 05 de julio de 2018, 18:15h

Fotos: JAVIER ARROYO

Alfonso Cadaval brindó al público el novillo de su debut en Pamplona, un buen utrero de Pincha que embistió recto y con chispa de salida. Luego sacó temple, recorrido y humillación en la muleta, con la que Cadaval, bien colocado, toreó sobre ambas manos, destacando especialmente su manejo de la zurda. Labor medida, coronada de una estocada arriba ligeramente tendida. Se le pidió una oreja, no concedida por la presidencia. Dio una vuelta al ruedo.

Exigió de primeras Toñete con la muleta al bonito segundo, otro utrero de buena nota. Arrancó sobre la diestra, llevando por abajo las acometidas del animal. Al natural también hubo pasajes estimables, con el de Pincha exigiendo mando y ser llevado toreado. Volvió a la mano derecha el torero, subiendo de nuevo el nivel del trasteo. Encontró hueso con la espada en el primer viaje, dejando una estocada sin puntilla en el segundo. Fue premiado con un trofeo. En su turno de quites, gustó Francisco de Manuel por ajustadas chicuelinas.

Tendió el tercero a la huida desde el primer tercio. Banderilleó con facilidad De Manuel, que brindó al público justo cuando se le arrancó el novillo. Echó a continuación las rodillas al suelo en el inicio de la faena. Mantuvo en el último tercio su condición rajada el de Pincha. Intentó encelarlo y sujetarlo el joven espada a base de aprovecharle las querencias y dejarle siempre la muleta puesta en la cara. Faena de torero lúcido, inteligente y capaz. Un pinchazo se interpuso en la concesión del trofeo que pidió el público.

Cumplió bien ante el caballo de picar el cuarto, que embistió con clase y son en el primer tercio. De rodillas en los mismos medios de la plaza arrancó Cadaval su faena de muleta. A punto estuvo de ser prendido en el primer muletazo. El novillo precisó tiempo y buen pulso. Cadaval le dio distancia y ligó los muletazos por un lado y por el otro, arrancando la música y los aplausos del público. Al natural la embestida fue más corta. Tras un torero final a dos manos, enterró el acero -cayó trasero y de nuevo tendido- y logró obtener un apéndice.

Más basto de hechuras, el quinto embistió tal cual fue: bruto, descompuesto, soltando la cara. Era clave que el de Pincha no tocara las telas. Toñete brindó a Sergio Sánchez y buscó la oreja que le permitiera abrir la Puerta del Encierro. Se impuso al novillo a pesar de sus informales embestidas. Entró a matar a ley, dejando una estocada contraria que le obligó a emplear el descabello. Falló, sonó un aviso y todo quedó reducido al silencio del público.

Con trapío el castaño sexto, de seria expresión. No fue fácil banderillar al de Pincha, que esperó un mundo en los embroques y obligó al torero a exponer y hacer un esfuerzo. Brindó De Manuel al maestro Pedro Gutiérrez Moya "Niño de la Capea" -presente en un tendido- y mostró autoridad en el prólogo de la faena de muleta. No fue lucida la embestida, pero ello no fue óbice para que De Manuel -todo querer- persiguiera el triunfo con ahínco. Se metió entre los pitones en los compases finales. Hundió el acero al volapié, dobló de inmediato el novillo y logró arrancar un trofeo. El público pidió con fuerza un segundo y el presidente acabó accediendo. De Manuel abrió la primera puerta grande de los sanfermines.

Pamplona, jueves 5 de julio de 2018. Feria de San Fermín. Novillos de Ganadería de Pincha. De correcta aunque desigual presentación. Buenos los dos primeros. Manejable el cuarto. Manso el tercero. Brusco el quinto. Deslucido el sexto. Alfonso Cadaval, vuelta al ruedo tras petición y oreja; Toñete, oreja y silencio tras aviso; y Francisco de Manuel, ovación con saludos tras petición y dos orejas. Entrada: Tres cuartos largos. Destacó bregando al sexto Sergio Aguilar.