www.aplausos.es

FERIA DE SANTIAGO

Oreja para Cortés y vuelta al ruedo para Román en Santander

Varios toros de La Quinta mantuvieron el interés en un festejo en el que Fortes resultó silenciado

martes 24 de julio de 2018, 18:10h

Fotos: ARJONA

Javier Cortés recibió al primero de la tarde con verónicas templadas. Buen tercio de banderillas a cargo de Antonio Molina, antes de una faena que inició con doblones para ahormar la embestida del toro. El madrileño anduvo templado ante un toro noble y con calidad pero que salía desentendido de los muletazos. Cortés mostró su concepto clásico rematando su actuación con una buena estocada en la suerte de recibir. Fue premiado con una oreja.

El cuarto de la tarde, de gran condición y bella embestida santacolomeña, fue un toro importante. Cuanto más le exigía por abajo Cortés, más se entregaba Buenosdías. Una magistral serie por la derecha, de trazo largo y clasicismo puro. A más fue el toro por el pitón derecho, no fue tan claro por el izquierdo. Se complicó Cortés a la hora de matar, emborronando una faena de triunfo que le cerró la puerta grande.

Manso y complicado fue el segundo, que protagonizó un accidentado tercio de banderillas que terminó con solo dos pares. El toro, de corto viaje, orientado y reservón, complicó la lidia de los subalternos y también la faena de Fortes, que con buen criterio optó por abreviar ante las nulas opciones de triunfo. Anduvo desacertado con los aceros, llegando a escuchar dos avisos.

Fortes mostró verdad y pureza en su segundo, un toro soso y falto de casta que, aunque con franqueza en los engaños, no terminaba de salir del muletazo. El malagueño tanteó el terreno dando distancia al toro, al que supo entender por momentos. Concluyó la faena con el descabello.

El tercero, hasta el momento, fue el mejor toro de la tarde, un animal con fijeza y calidad. Román supo cogerle el punto desde los primeros compases. Lo trató con templanza el valenciano sobre ambos pitones, que puso la emoción que le faltó al de La Quintas. Algo más de media estocada y ovación con saludos para el torero.

El último de la tarde fue un toro de embestida distraída, aunque mejoró después de las banderillas, con las que destacaron Raúl Martí y El Sirio. Román se hizo con el toro aprovechando las arrancadas y llevándolo a media altura, atendiendo en todo momento a sus querencias. Logró así una faena estructurada que remató con una estocada habilidosa, aunque necesitó finalmente del descabello.

Santander, martes 24 de julio de 2018. Feria de Santiago. Toros de La Quinta. Desiguales de presentación. Destacó la segunda parte del envío, en especial el cuarto, dentro de un conjunto distraído y falto de codicia. Javier Cortés, oreja y ovación con saludos; Fortes, silencio tras dos avisos y silencio; Román, ovación con saludos tras leve petición y vuelta al ruedo. Entrada: Más de media plaza. Saludaron en las banderillas Raúl Martí y "El Sirio", de la cuadrilla de Román.