www.aplausos.es

FERIA VIRGEN DE SAN LORENZO

Puerta grande para Guillermo Hermoso de Mendoza en Valladolid

Oreja para Lea Vicens del quinto de la tarde

domingo 09 de septiembre de 2018, 21:01h

Fotos: JOSÉ SALVADOR

El final del festejo de rejones en Valladolid vino protagonizado por la madurez creciente de Guillermo Hermoso de Mendoza que, con dos novillos de buena condición, logró una actuación redonda premiada al final con la puerta grande. Con el primero de su lote, el joven rejoneador se lució en los rejones de castigo a lomos de Barrabás, desarrollando un toreo clásico, bien interpretado, serio y puro. Con Brindis hizo vibrar al público en banderillas clavando al estribo, con ortodoxia y también con entrega. Faena que creció en intensidad, siempre clavando al pitón contrario y que explotó en emoción en su final con Pirata clavando un par a dos manos que encandiló al público. Rejón de muerte y premio con una oreja y fuerte petición de la segunda. Después, con el que cerró festejo, salió a no dejar que se le escapara el triunfo y lo consiguió. Entrega, pureza, valor, rigor en la interpretación de la suerte clavando siempre arriba y al estribo con Disparate. Se lució con mucha verdad a lomos de Pirata con dos rosas muy celebradas por el público. Cuajó también un par con las cortas por los adentros que resultó espectacular. Muerte certera y oreja que le abrió la puerta grande.

Lea Vicens fue también triunfadora del festejo, en lo numérico, al cortar un trofeo del quinto. Faena en la que demostró su buen toreo a lomos de Diluvio, con el que siempre clavó en el estribo, reunida y con poder. Actuación llena de buen gusto en la doma e interpretación de las suertes, en la que creció la intensidad con las cortas a lomos de Deseado y Espontáneo con el que remató su actuación. Antes, con el segundo, Lea clavó dos rejones de castigo muy reunidos, arriba y bien colocados a lomos de Gacela. Faena a más en banderillas con un toreo de cercanías arriesgando la cabalgadura con Jazmín. Tres pares de banderillas con sus correspondientes adornos rubricaron una actuación que no tuvo trofeo por el desacertado uso del rejón de muerte.

Abrió la tarde y el cartel Pablo Hermoso de Mendoza, quien con el primero llevó a cabo una faena en la que la pureza del navarro volvió a brillar a lomos de Berlín. Toreo vibrante a la vez que puro y ortodoxo, dejando llegar el toro, batiendo al pitón contrario y entregado. Las tres cortas pusieron al público entregado. Con el cuarto volvió a demostrar su maestría ante un buen toro que sirvió para una faena vibrante y muy emocionante. Clavó por los adentros con Berlín, arriesgando, al límite y siempre en el estribo. Toreo auténtico, de verdad, que siempre fue a más con un epílogo con las cortas que rubricaron una completa actuación rematada desacertadamente con los aceros.

Valladolid, domingo 9 de septiembre de 2018. Última de la Feria de Nuestra Señora de la Virgen de San Lorenzo. Toros y novillos de José Rosa Rodrigues. Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y ovación con saludos; Lea Vicens, palmas y oreja; Guillermo Hermoso de Mendoza, oreja y oreja. Entrada: Media plaza.