www.aplausos.es

MÉXICO D.F.

Ponce, Flores y Luis David, a hombros en un aniversario triunfal

Hermoso de Mendoza pudo haberles acompañado de no fallar con los aceros en una tarde en la que se lidió un buen encierro de Los Encinos

miércoles 06 de febrero de 2019, 07:48h

La plaza de toros México celebró a lo grande su septuagésimo tercero aniversario. Lo hizo con un buen encierro de Los Encinos que fue aprovechado por Enrique Ponce, Sergio Flores y Luis David para abrir la puerta grande del coso de Insurgentes. Los tres fueron sacados a hombros junto al ganadero. También pudo acompañarles Hermoso de Mendoza de no haber errado con los aceros.

Puso alto el nivel de la tarde Enrique Ponce desde que se abrió de capote con su primer toro, destacando un buen quite por delantales. Brindó su labor al empresario Alberto Bailleres y allí empezó una sinfonía del valenciano desde el torero inicio de faena andándole al toro hasta la buena estocada. Entre medias, un trasteo prolijo en muletazos en los que el de Chiva se abandonó llevando embebido al buen toro de Los Encinos a milímetros de la muleta, siempre sin tocarla, reduciendo la velocidad, quebrando la cintura, acompañando con el cuerpo, casi ensimismado. Por ambos pitones toreó con mucho sentimiento, desatando la pasión en los tendidos, una afición que sentía los cambios de mano como un resorte que les levantaba de sus asientos y que rugía con los pases de pecho interminables. No faltó el repertorio propio de la casa, chivanas y poncinas, antes de finiquitar al toro, premiado con arrastre lento, y pasear las dos orejas.

Al sexto, que pronto evidenció su mansedumbre, Ponce acertó a encelarlo con sabiduría de maestro para hilvanar una faena de mérito. Alarde de técnica y conocimientos del valenciano hasta el que toro se rajó del todo. El reconocimiento del público fue total. A pesar de fallar con la espada, dio una vuelta al ruedo entre gritos de ¡torero, torero!

DOS GALLOS MEXICANOS

No se amedrentaron Sergio Flores y Luis David ante la pletórica faena de Ponce al primero de lidia a pie y demostraron arrojo y atrevimiento para no dejarse ganar la batalla. Lo demostró Flores desde los primeros compases con un fenomenal quite por caleserinas que puso embudo de Insurgentes a batir palmas. Una emoción que mantuvo con la muleta en una labor de toma y daca con el toro, enrazado y exigente. La oreja fue el premio a su disposición y valor. Sumó otro trofeo de su segundo, otro ejemplar que pedía firmeza y mando. Flores logró someterlo en un trasteo basado por el pitón derecho. Labor de mérito que pudo ser de dos orejas de haber matado a la primera.

Luis David Adame, que el día anterior había ejercido de capitalista llevando a hombros a su hermano Joselito en este mismo escenario, quería repetir la escena pero cambiando los protagonistas, y lo consiguió. El hidrocálido paseó las dos orejas del cuarto de la tarde. Variado y espectacular con el capote. Poderoso y serio con la muleta. Firmó una faena de mérito ante un toro que no terminó nunca de descolgar. Llegó a ser empitonado, sufriendo una cornada envainada en las postrimerías de la faena. Volvió a la cara del toro. Paseó las dos orejas. Pasó a la enfermería y salió para lidiar al último de la tarde, con el que brilló en un quite por delantales. Trató de estructurar una faena ante el toro de menos opciones del encierro.

OREJA PARA HERMOSO

Hermoso de Mendoza no se fue de vacío. Cortó una oreja del quinto de la tarde, un toro con transmisión, con el que el navarro se acopló toreando con pureza y precisión. Buscando el triunfo castigó poco al toro de salida y lo lució en banderillas citando de largo con Berlín. Acortó los terrenos con Disparate en lo que fue el cenit de su labor. Mató al primer intento y el toro tardó en rodar. Oreja para el de Estella y arrastre lento para el toro. Pudo sumar otro trofeo en el primero de la tarde, en el que destacó a lomos de Berlín. Una faena basada en el temple.

México D.F. (México). Monumental Plaza México. Martes, 5 de marzo de 2019. Corrida del Aniversario. Toros de Los Encinos, bien presentados y de buen juego. Destacaron segundo y quinto, ambos premiados con el arrastre lento. Hermoso de Mendoza, silencio y oreja; Enrique Ponce, dos orejas y vuelta al ruedo; Sergio Flores, oreja y oreja; Luis David, dos orejas y silencio. Entrada: Tres cuartos de plaza. Fernando García saludó en banderillas en el sexto.