www.aplausos.es

FERIA DE LA VENDIMIA

“Podría haber debutado en una plaza más cómoda, pero quiero ser figura”
Ampliar
(Foto: Joël Buravand)

“Podría haber debutado en una plaza más cómoda, pero quiero ser figura”

Solalito debutará con picadores el sábado por la mañana en Nimes

lunes 09 de septiembre de 2019, 11:38h

El joven novillero, que ha estado afincado desde el pasado enero hasta julio en Los Barrios, está de vuelta en Francia. Allí se prepara para afrontar una de las tardes más importantes de su vida. “Me vine en julio a Nimes para preparar mejor el debut. Además, he toreado bastantes novilladas en Francia, por lo que decidimos que era mejor permanecer aquí”. Esto ha supuesto que se tenga que separar de su mentor, Ruiz Miguel. “Ha sido muy duro, porque le debo mucho a Ruiz Miguel. Mi toreo ha dado un gran salto de calidad durante los meses en los que he estado aprendiendo de él. Además, los aficionados franceses me lo dicen cuando me ven por la calle. Se han notado mucho estos meses en España”.

Torero clásico, pero en novillero


“Creo que soy un novillero con un concepto clásico muy puro. Trato de torear siempre a los novillos como marcan los cánones, pero no olvido lo que soy y lo importante que es para mí cortar orejas. Por eso no dejo de lado los alardes al público, el toreo de rodillas o por la espalda”.

Tenía seis años cuando asistió a su primera corrida en Nimes, le gustó tanto que al final le pidió a su madre que le llevase toda la feria. “Me enamoré de la Fiesta en la primera corrida de toros que vi. Después de la feria, empecé a leer de toros. Cada vez quería saber más. Iba con mi madre al kiosco a comprar revistas de toros y un día me gustó mucho el vestido de luces que salía en la portada de una de ellas, era APLAUSOS. Desde entonces no he dejado de comprarla. Al principio no entendía nada, miraba las fotos y traducía los titulares con el traductor. Me costaba una hora leer cada artículo. Al final aprendí español gracias a vosotros, ja ja ja”.

Y ahora volverá a Nimes. Allí empezó todo hace ocho años cuando pisó por primera vez el albero. “Para mí torear en la plaza de Nimes es un sueño. Lo he hecho dos veces y he triunfado”. Además, alternará con un amigo muy importante para él, El Rafi. Sus carreras empezaron juntas y ahora se vuelven a encontrar. “El cartel de la presentación ha quedado muy bonito. Torear con El Rafi, con quien debuté ya sin caballos, y en el Coliseo es un sueño. Hubiésemos podido escoger algún otro pueblo de Francia para hacer la presentación, en el que tuviésemos menos responsabilidad, con una encierro preparado para cortarle todas las orejas y con otro público. Pero no. Quiero ser figura del toreo y tengo que triunfar en las grandes plazas”.

Llega a su cita tras haber estoqueado 22 novilladas esta temporada. “He toreado bastantes festejos, y algunos en plazas muy importantes. He cortado dos orejas en Nimes y una oreja en la Maestranza. También estuve en la final del Alfarero, de no pinchar al novillo hubiese triunfado”. Sin embargo, en la busqueda de mejorar su técnica y sus maneras delante de los novillos no siempre se contenta con el resultado obtenido. “Muchas veces llego al hotel un poco triste, porque sé que hay cosas que mejorar y en las que progresar. Por ejemplo, al recoger la oreja en Sevilla tenía sentimientos contrapuestos. Por un lado, la felicidad de cortarle una oreja al novillo del debut, pero por otro la tristeza de no haberle podido cortar las dos”.

El torero está convencido de que todo el esfuerzo merece la pena. “Este mundo es muy difícil y no siempre es justo. A veces te piden dinero para meterte en los carteles y otras te pagan tan poco que no puedes pagar ni a los banderilleros. Pero al final, todo compensa. También tiene muchas cosas bonitas por las que merece la pena luchar. Yo estoy convencido de que con trabajo, constancia y un poquito de suerte se puede llegar a ser figura del toreo”.