ALBACETE

Once orejas en un interesante festival del Cotolengo en Albacete

Pepe Sánchez Robles
sábado 18 de mayo de 2024
Festival interesante en faenas y ganado. Festejo del corazón y la solidaridad

Treinta y cuatro años contemplan y hacen realidad la solidaridad taurina de Albacete hacia la institución benéfica Sagrado Corazón, conocida popularmente como Cotolengo. Es el festival del corazón que mitiga penas y penurias, que ayuda a los que no tienen muchos días nada para comer, trescientos acuden cada jornada a por su sustento. También atención callada, eficaz, extremadamente necesaria en las necesidades físicas y cognitivas de las personas allí hospitalizadas. Pura caridad, generosidad ilimitada también de los toreros de oro y plata, ganaderos, aficionados y todos los sectores profesionales taurinos. Recuerdos siempre para el gran Dámaso, El Pimpi, instituciones. Todos colaborando con desinterés en grado superlativo.

Y enseguida el paseíllo, tres matadores, dos novilleros y un becerrista de la Escuela Taurina. Menos de media entrada en el coso albacetense. Abrió plaza Andrés Palacios, torero de clase y depurada estética, matador curtido, que lanceó de forma espléndida al buen utrero de Montealto, noble y repetidor. Cadencia en cada pasaje de verónicas rematadas con tres medias soberbias. Luego, la expresividad estética notable en el toreo con la mano derecha tan conseguido como sentido aprovechando la nobleza y repetición del Montealto. Por naturales siguió la faena en un tono ascendente de toreo de alto concepto en la distancia exacta aprovechando la claridad del novillo. Estocada y dos descabellos y premio de dos orejas. Está Palacios para deleitar más tardes con su toreo tan bello.

El albacetense Molina con el astado manejable de José Cruz de buen juego brindó la faena a su compañero, Jesús Moreno convaleciente de la cornada en Madrid construyendo una faena de tono y nivel ascendente con tandas ligadas y templadas con la mano derecha. Notable a continuación en el toreo al natural finiquitadas con extraordinarios pases de pecho. Faena conseguida por disposición, buena colocación y consecución de los muletazos. Estocada y dos orejas.

El tercero de la tarde llevaba el hierro de Couto de Fornilhos y desde su salida al ruedo mostró complicaciones en sus bruscas embestidas, defendiéndose en el único puyazo que recibió. Christián Pérez no se arredó, todo lo contrario, superando con acierto y plena disposición cada momento de su quehacer entregado y decidido en una labor de largometraje, poniendo todo el diestro hellinero con su toreo de acertada aplicación a la condición del burel que no humillaba y se revolvía a mitad de viaje. Siempre hacia adelante y en la distancia muy corta resolvió la faena rematada por luquecinas. La estocada cayó baja y el presidente concedió solo un trofeo.

En el apartado de los novillero, Alejandro Peñaranda con el noble novillo de La Palmosilla de buena condición, nobleza exquisita y repetidor dejó una impresión espléndida como las cuajadas series de su faena muy interesante sobre todo en las tandas de derechazos de largo trazado, ligazón y templanza. Relajado el joven torero compactó con buen concepto los muletazos, mejor sobre el pitón derecho, pues al natural el tono bajó un tanto, pues al novillo le costaba más. De todas formas, utrero con calidad. Finiquitó por manoletinas y tras pinchazo hondo y un descabello consiguió dos trofeos. Había brindado también a Jesús Moreno, compañero convaleciente. Torero de gran interés que hay que seguir.

Manuel Caballero tuvo una completisima actuación ante el bravo y noble novillo de Juan Manuel Criado al que recibió con verónicas de estética concepción. Bien picado por Agustín Moreno el albacetense muy centrado desplegó su repertorio de calidad con la franela encauzado por un temple natural y acusada técnica en la distancia y altura justa con el buen novillo pedía. Mérito del torero que aumentó los quilates de cada serie en la que predominaba la lentitud y un concepto excepcional. Faena terminada de rodillas y siempre claro y preclaro toreo rematado de una gran estocada. Premio: dos orejas y una impresión del torero magnífica sin olvidar al gran novillo de Criado.

Cerró el festival un eral de Los Chospes para Nicolás Cortijo, alumno de la Escuela Taurina local con el que destacó con ceñidas gaoneras. Brindó a todos sus compañeros de cartel y con una absoluta entrega inició su faena en pasajes de derechazos bien logrados y buen concepto. Mostró sus avances técnicos y sus ganas ante un astado que no ofreció facilidades revolviéndose en un palmo de terreno. Porfió mucho, dejando buena impresión. Terminó con valerosas manoletinas. Tras dos pinchazos y estocada, se le premió con dos orejas.

Plaza de toros de Albacete. Sábado, 18 de mayo de 2024. Festival del Cotolengo. Reses por designar para los matadores de toros Andrés Palacios, dos orejas; Molina, dos orejas; y los novilleros Cristian Pérez, oreja; Alejandro Peñaranda, dos orejas; y Manuel Caballero, dos orejas; y el becerrista Nicolás Cortijo, dos orejas. Entrada: algo menos de media plaza.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando