FERIA DE SEPTIEMBRE

Perera y Paco Ureña, mano a mano con contenido en Murcia

El extremeño y el murciano, en volandas tras pasear dos y tres orejas respectivamente
Guillermo Lorente
domingo 11 de septiembre de 2016

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE TEMPLAÍTO DEL FESTEJO

VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

Fotos: TEMPLAÍTO

Miguel Ángel Perera saludó una ovación con el primero de la tarde, al que cuajó un variado saludo capotero antes de una faena templada y de suaves formas frente a un animal de gran calidad pero nulas fuerzas.

Una oreja le cortó el extremeño al segundo, un toro con clase en su embestida y en la forma de colocar la cara y perseguir los engaños por abajo. Tuvo fondo de mansito y no le sobraron las fuerzas lo que le hizo salir algo desentendido e ir a menos conforme avanzaba la faena. La primera parte de la faena de Miguel Ángel Perera tuvo series templadas y ligadas y con el toro a menos, el extremeño acortó las distancias. Remató su actuación de una buena estocada.

El quinto fue un toro de deslucida embestida por su falta de clase y escasa raza. Miguel Ángel Perera pronto buscó acortar las distancias para imponerse a su oponente mediante un sincero arrimón y una autoridad abrumadora. Se dejó tocar la taleguilla con los pitones en una labor de mucho aplomo. Fue premiado con una oreja.

El que hizo segundo resultó ser un toro desrazado al que no pudo apretar demasiado. Anduvo Paco Ureña muy asentado en una labor iniciada en los medios de rodillas dentro de un conjunto que sobresalió por su pulcritud y estructura pero que careció de emoción por la condición del toro.

El cuarto fue devuelto, corriéndose turno y lidiándose el previsto como sexto. Fue un toro con más movilidad y humillación que permitió a Paco Ureña realizar un toreo encajado y con la mano baja. Pureza y verdad en la labor del murciano que paseó una oreja.

Cerró plaza un sobrero de Parladé, un toro que manseó en los primeros tercios pero que llegó a la muleta embistiendo con calidad, sobre todo por el pitón izquierdo. Gran faena, compacta y de menos a más de Paco Ureña en la que sobresalió su toreo al natural en dos series soberbias y de gran profundidad. Se rompió el murciano que acabó toreando con las dos rodillas en tierra. El pinchazo previo a una estocada fulminante no fue impedimiento para que cortara las dos orejas.

Murcia, domingo, 11 de septiembre de 2016. Toros de Juan Pedro Domecq (el cuarto, devuelto) y un sobrero, sexto bis, de Parladé, bien presentados, de bonitas hechuras y de juego desigual. Miguel Ángel Perera, ovación con saludos, oreja y oreja; Paco Ureña, ovación con saludos tras leve petición, oreja y dos orejas. Entrada: Media plaza. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Canito y Andrés Salas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando