SEGOVIA

Paco Ureña, única oreja del mano a mano en El Espinar

Toñete se fue de vacío frente a una corrida de Zalduendo manejable en conjunto
Pepe Espín
sábado 08 de agosto de 2020

Fotos: José Salvador

Abrió plaza un toro con su punto de genio al que Paco Ureña recibió por verónicas suaves. Apretó el toro en banderillas, cogiendo de fea manera a Azuquita. Le consintió mucho el murciano al toro y así fueron surgiendo las series por ambas manos. Al natural hubo una tanda excelente. Marró con los aceros y saludó una gran ovación.

Más terciado el segundo, Toñete lo recibió por verónicas ganando el centro del ruedo. Tomó un puyazo tras un refilonazo y luego se lució en dos buenos pares Ángel Gómez Escorial. El inicio de faena hacía presagiar algo bueno pero el toro no quiso colaborar haciendo amago de marcharse. La muleta se fue a la zurda y el que se fue del todo fue el toro cantando la gallina.

Paco Ureña meció el capote a la verónica frente al tercero, llevándolo al centro del platillo y repitiendo después por el mismo palo en un quite despacioso. En el último tercio, el toro se fue apagando poco a poco y el murciano hubo de robarle los muletazos de uno en uno. Se sacó de la manga Ureña una serie corta pero intensa al natural, el mejor pitón del zalduendo. Hubo disposición durante el trasteo y entrega en las manoletinas del remate. La buena estocada, casi entera, le llevó a las manos la primera oreja de la tarde.

El cuarto salió enterándose y escarbando, también con las fuerzas muy medidas, de ahí el justo castigo en varas. Se dolió en banderillas. Toñete brindó a Ureña y firmó un buen inicio sobre la mano derecha frente a un toro que se fue quedando corto y que repitió el defecto de escarbar. El público agradeció el esfuerzo de Toñete, que no tuvo opciones de lucimiento.

El quinto y último del lote de Paco Ureña fue un calco de los anteriores. Bien picado por Juan Melgar, esperó en banderillas, doblando las manos por su justeza de fuerzas. El murciano le consintió, sobando las embestidas y sacando muletazos sueltos de bella factura, como un pase de pecho que abrochó una serie. Al natural surgió de nuevo lo mejor. Muy dispuesto Ureña, que falló con los aceros y vio cómo se esfumaba el premio de la oreja.

Cerró plaza un toro que por tipo y son fue el mejor del encierro. En el segundo tercio se lució y de qué manera Sergio Aguilar en dos buenos pares, especialmente el segundo, obligándole el público a saludar. Toñete anduvo dispuesto y compuso dos series interesantes sobre la mano derecha dentro de una labor que remató de media estocada.

El Espinar (Segovia), sábado 8 de agosto de 2020. Toros de Zalduendo, correctos de presentación y manejables en conjunto. Paco Ureña, ovación con saludos, oreja y ovación con saludos tras aviso; Toñete, palmas, palmas tras aviso y silencio tras aviso. Entrada: alrededor de 2.200 espectadores. Enrique Martínez "Chapurra" actúa como sobresaliente. El festejo quedó en un mano a mano tras la baja de Enrique Ponce por una lesión en la muñeca. Antes de arrancar el paseíllo, los profesionales taurinos salieron al ruedo junto a varios aficionados que portaban una pancarta que reza: "Los toreros somos cultura, no a la discriminación". Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas por el Covid-19 y tras romperse el paseíllo sonó el Himno de España.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

LA REVOLERA

Prohibido prohibir

Prohibido prohibir

La decisión de Simón Casas de hacerse cargo de la carrera de Antonio Ferrera recuerda, salvando...

Cargando
Cargando
Cargando

RIVERITA

El alma libre de los Rivera

El alma libre de los Rivera

José Rivera “Riverita” nació en Barbate el 24 de febrero de 1947. Se vistió de luces por primera...

Cargando
Cargando
Cargando